• Página principal
  • News
  • Malasia: sindicato pide protección para el profesorado por ser personal de primera línea

Malasia: sindicato pide protección para el profesorado por ser personal de primera línea

El National Union of the Teaching Profession (NUTP) ha instado a las autoridades públicas malayas a garantizar la salud y la seguridad de los educadores y las educadoras que imparten enseñanza presencial al alumnado que se presentará a los exámenes públicos. El sindicato hace este llamamiento a raíz de la infección por COVID-19 de 11 docentes en el estado oriental de Terengganu.

Ante el avance de la pandemia, el NUPT también ha mostrado su preocupación por la asistencia presencial de varios docentes a un taller organizado recientemente. “Este grupo de docentes recibió instrucciones de asistir de forma presencial a un taller sobre enseñanza y aprendizaje a distancia organizado por la Oficina de Educación del distrito, mientras que el país se enfrenta a la pandemia de COVID-19”, dijo el secretario general del NUTP, Harry Tan Huat Hock. 
 
En una declaración dirigida al ministro de Educación, Tan preguntó: “¿No son conscientes de la evolución actual de la pandemia? ¿Se facilitó a los docentes y las docentes equipos de protección personal (EPP), como mascarillas o batas? ¿Se celebró el taller de conformidad con los procedimientos operativos normalizados establecidos?”. 
 
El personal docente necesita EPP
 
Asimismo, Tan explicó que el alumnado que se iba a presentar a los exámenes nacionales de Malasia de 2020 llevaba asistiendo a clase de forma presencial desde el 20 de enero.
 
El NUTP ha pedido al ministerio de Educación que prepare EPP para el personal docente a fin de garantizar su seguridad y su salud, “ya que son personal de primera línea en el sector de la educación”, recordó.
 
Las horas adicionales de enseñanza afectan negativamente tanto al profesorado como al alumnado 
 
Tan ha destacado asimismo que algunas escuelas han obligado al profesorado a trabajar de 7:30 a 16:30, lo cual excede el horario de enseñanza oficial (de 7:30 a 14:30). Insiste en que las dos horas adicionales (de 14:30 a 16:30) se dedican a clases suplementarias y no forman parte del horario de enseñanza oficial.
 
“Sin duda, las jornadas prolongadas en la escuela debilitarán los ánimos del alumnado que se prepara para diferentes exámenes. Lo mismo ocurre con el personal docente que ya ha estado trabajando tanto en la planificación y la enseñanza de clases en línea”, subrayó.
 
El NUTP propone sincronizar los horarios de las clases presenciales y en línea de todas las escuelas. Así “se ofrecería al alumnado y al profesorado su propio espacio y tiempo para actividades de ocio”, concluyó Tan.