Canadá: lucha contra el estigma de la enfermedad mental en el ámbito escolar

La Canadian Teachers' Federation(CTF), una de las organizaciones afiliadas a la IE en el país, ha acogido con satisfacción el programa antiestigma Opening Mindsde la Comisión de Salud Mental de Canadá. El programa ofrece a alumnos de primaria y secundaria una formación basada en encuentros escolares con personas que tienen una enfermedad mental. Éstas comparten con los alumnos su experiencia personal con la enfermedad y la recuperación, y trabajan con los docentes en la creación de oportunidades de aprendizaje y debate activo.

Considerando que la mayoría de las enfermedades mentales comienzan en la adolescencia o edad adulta temprana, las escuelas constituyen un espacio importante para luchar contra el estigma, esto es, las actitudes negativas y el trato injusto. Como complemento de las sesiones de sensibilización, el programa antiestigma Opening Minds proporciona a los docentes planes de lección para reforzar los mensajes clave y deshacer ideas falsas. Con estas sesiones se busca informar, desmontar prejuicios y aumentar la tolerancia social hacia las personas con enfermedad mental. El objetivo último es proporcionar libros de ejercicios y planes de lección normalizados que puedan utilizar los docentes para desestigmatizar las enfermedades mentales en el aula.

El estigma como violación del derecho a la educación

El estigma, que se puede definir como la actitud negativa de la sociedad frente a las personas con enfermedad mental, a menudo resulta más incapacitante que la propia enfermedad. Impide el diagnóstico y tratamiento precoz de la enfermedad mental por parte de las personas afectadas y sus familias. No sólo empaña su fama y posición social, sino que además origina marcadas desigualdades educativas, económicas, sanitarias y sociales en áreas que las personas sin discapacidad dan por sentadas. Constituye una forma de opresión social que atenta contra la dignidad y los derechos humanos de las víctimas.

En la encuesta de salud mental de los alumnos realizada este año por CTF, el 67% de los 3.927 educadores encuestados respondieron estar “totalmente de acuerdo” o “de acuerdo” con la afirmación de que el estigma es una barrera a la provisión de servicios de salud mental en las escuelas, sobre todo en las zonas con gran número de inmigrantes, en las que aumenta el impacto del estigma. También señalaron que muchos padres se negaban a considerar públicamente la enfermedad mental de un hijo. Habrá quien busque excusas para evitar la realización de pruebas por miedo al estigma que acompaña a los enfermos mentales. Además, la no divulgación de problemas de salud mental, según comentaron los educadores, complica la tarea de atender las necesidades de los alumnos.

Acoso por motivos de salud mental en el ámbito escolar

Los alumnos con problemas de salud mental, una vez conocido su estado de salud, son más propensos a vivir situaciones de acoso y burlas. De hecho, uno de cada cinco educadores que participaron en la encuesta de CTF han denunciado casos “frecuentes” o “muy frecuentes” de trato injusto, acoso o burlas como consecuencia de problemas de salud mental. Tan sólo el 17% de los educadores “nunca” han sido testigo de trato injusto por motivos de salud mental. Estos resultados apuntan a la urgente necesidad de reducir el estigma de las enfermedades mentales en las escuelas canadienses.

La IE apoya a los compañeros canadienses en su lucha por garantizar el derecho a la educación de todos los alumnos y anima a los educadores de todo el mundo a participar en programas de prevención del acoso escolar.

Más información sobre el programa antiestigma Opening Minds de la Comisión de Salud Mental de Canadá aquí.

La estrategia antiacoso de la IE está aquí.

Comparte esta página