Camboya: reconocimiento denegado a confederación sindical nacional

La Asociación Camboyana de Docentes Independientes (CITA), una de las afiliadas nacionales de la IE, ha condenado el hecho de que a la Confederación Camboyana de Sindicatos (CCU) se le haya vuelto a denegar el reconocimiento gubernamental formal como confederación sindical.

Constituida por siete sindicatos y asociaciones, la CCU representa a más de 90.000 trabajadores y trabajadoras de todo el país.

El Ministerio de Trabajo informó por carta a la CCU que su solicitud de reconocimiento – el cual le habría otorgado mayor poder de negociación – había sido rechazada, después de la solicitud igualmente infructuosa que ésta había presentado en 2006.

La carta ministerial afirma que, “tras examinar el documento de solicitud de licencia para [la CCU], el Ministerio de Trabajo y Formación Profesional ha observado que (...) parte de esta confederación sindical no está cubierta por la legislación laboral”.

Reconocimiento gubernamental necesario

El Presidente de la CITA, Rong Chhun, explicó que el reconocimiento de la CCU fue denegado porque algunos de sus sindicatos miembros representan a los educadores. Entre las afiliadas de la CCU se encuentra la CITA, cuyo derecho de sus miembros a sindicalizarse no está protegido por la legislación laboral, la Federación Camboyana de Intelectuales y Estudiantes y la Asociación de Consejos de Profesores.

“El Gobierno se niega sistemáticamente a otorgar el estatus de sindicato a grupos que representen a funcionarios públicos”, añadió Rong Chhun. “Deniega el derecho a la negociación colectiva a todos los funcionarios públicos, violando directa y claramente los compromisos del país conforme a los Convenios 87 y 98 de la OIT.”

Continuó diciendo que el Gobierno estaba impidiendo deliberadamente a la CCU – vinculada históricamente al partido de la oposición Sam Rainsy – negociar las condiciones de trabajo para sus miembros.

Rong Chhun también dijo que el Gobierno había denegado a la CCU esta licencia en 2006, e hizo hincapié en que el registro formal es importante para los sindicatos no alineados con el Gobierno, puesto que les da mayor poder de negación.

Los derechos de negociación de los funcionarios públicos deben respetarse

“El permiso es útil para poder negociar con los empleadores o para ejercer los derechos de negociación colectiva; de lo contrario el Gobierno puede ignorarnos con toda facilidad”, expresó, subrayando también que los sindicatos “independientes” se enfrentan a numerosos retos.

Rong Chhun añadió que la CCU tiene intención de presentar una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo.

Solidaridad de la IE

“La comunidad internacional de educadores expresa su solidaridad con la lucha de los compañeros camboyanos”, dijo la Presidenta de la IE, Susan Hopgood. “Instamos a las autoridades nacionales a respetar los derechos sindicales de los funcionarios públicos y a garantizar unos servicios públicos de calidad.”

Comparte esta página