Estados Unidos: sindicatos se oponen a enseñar para el examen

La Federación Estadounidense de Docentes (AFT) ha hecho un llamamiento para poner fin a la 'obsesión estadounidense' por las pruebas estandarizadas. El llamamiento fue realizado en la convención nacional de afiliados de la IE, que tuvo lugar del 27-30 de julio en Detroit.

Proclamando que las pruebas estandarizadas impiden que los/as niños/as reciban la educación rica y valiosa que merecen, los/las delegados de la AFT aprobaron, de forma unánime, una resolución para garantizar que los exámenes informen, y no impidan, enseñar y aprender.

Enseñar más que examinar

“Es hora de devolver a nuestras escuelas el equilibrio para que la enseñanza y el aprendizaje, y no los exámenes, sean el centro de la educación”, dijo la Presidenta de la AFT, Randi Weingarten. “Las políticas educativas orientadas a la superación de pruebas continúan obligando a los/las educadores a sacrificar un tiempo necesario para ayudar a los/las estudiantes a aprender a analizar de una forma crítica los contenidos, en pro de enseñar por y para el examen”.

La resolución de la AFT expone que la evaluación debería enfocarse en medir el crecimiento y el desarrollo continuo, en lugar de medir objetivos arbitrarios ajenos a cómo aprenden los/las estudiantes.

En la resolución se puede leer que “creemos en evaluaciones que apoyen la enseñanza y el aprendizaje y sigan el currículo en vez de estrecharlo, desarrollados a través de esfuerzos colectivos y no sacado de los libros”.

Yendo en la dirección equivocada

Los exámenes han jugado un papel muy importante en las escuelas de los EEUU desde que la Ley de Educación Secundaria y Elemental, conocida como “Que Ningún Niño Se Quede Atrás”, fue promulgada por el Presidente Bush en 2001. Un creciente número de estados están usando las notas obtenidas por los/las estudiantes para evaluar a los/las docentes.

Es más, se espera que los exámenes desempeñen un papel mayor a nivel nacional, ya que 46 estados han aprobado un currículo común esencial que incluye un examen común adaptado al formato ordenador para el 2015.

En junio, casi 23.000 padres, docentes y estudiantes firmaron una petición de la AFT  exigiendo el fin de las pruebas estandarizadas.

La NEA también se opone

Otro afiliados a la IE en los EEUU, la Asociación Nacional de la Educación (NEA), también se ha opuesto al creciente énfasis que se está dando a las pruebas estandarizadas.

En efecto, una Resolución Nacional sobre Pruebas Estandarizadastambién fue aprobada por los/las afiliados/as a la NEA el pasado abril. En ella se hace un llamamiento a las autoridades estatales y federales para que reduzcan la importancia que tienen las pruebas estandarizadas y que la evaluación de las escuelas se base en otras múltiples formas de medición.

“El abuso que se hace de las pruebas estandarizadas para tomar decisiones importantes ha desfavorecido a los/las estudiantes, docentes y al sistema educativo en demasiados aspectos y durante demasiado tiempo”, dijo el presidente de la NEA, Dennis Van Roekel. “Hemos perdido de vista la razón por la que se diseñaron dichas pruebas: para ayudar a los/las estudiantes a que evaluasen su comprensión y su progreso”.

Apoyo por parte de la IE

La IE apoya enérgicamente a los/las educadores, padres y estudiantes  estadounidenses en su lucha contra una educación basada en la superación de  pruebas y el mal uso que de éstas se hace para evaluar los estándares docentes. La IE cree firmemente que educadores y sindicatos de la enseñanza deberían conducir el debate que defina qué es calidad y excelencia dentro de la enseñanza.

Para ver el discurso inaugural pronunciado por la historiadora de la educación de la Universidad de Nueva York y autora de éxito, Diane Kravitch, durante la convención de la AFT, por favor pinche aquí.

 

 

Comparte esta página