Irán

La IE ha seguido asesorando y apoyando a su organización miembro, el Cooperative Council of Iranian Teachers Trade Associations (CCITTA). La IE ha seguido informando, junto con el CCITTA, a la comunidad internacional sobre la negación de los derechos sindicales a los docentes del sector público. Se han presentado quejas ante el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de ECOSOC, así como ante el Relator Especial sobre derechos humanos en Irán.

En diciembre, la Asamblea General de la ONU expresó una profunda preocupación en torno a los informes sobre violaciones de derechos humanos en Irán, que incluían la tortura, el uso de castigos crueles y "desigualdad de género y violencia contra las mujeres generalizadas", y pidió a Teherán que reforzase sus instituciones nacionales de derechos humanos. En la resolución 66/175, adoptada por 89 países miembros (30 votos en contra, 64 abstenciones), la ONU hizo pública su profunda preocupación por las “serias restricciones sistémicas que se están llevando a cabo en relación con la libertad de asamblea pacífica y la libertad de opinión y expresión”.

 

La IE y la Confederación Sindical Internacional (CSI) han exigido la intervención inmediata del Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para que solicite que Irán anule la pena de muerte pronunciada contra varios sindicalistas.

La IE ha solicitado a las autoridades iraníes que cesen de ejercer presión sobre los sindicatos y pongan en libertad a los activistas detenidos, así como que reconozcan formalmente la legitimidad del Coordinating Council of ITTAs. La IE ha manifestado su preocupación específicamente sobre la detención de los docentes sindicalistas Abdolreza Ghanbari y Rasoul Bodaghi. Varios docentes sindicalistas detenidos fueron puestos en libertad bajo fianza en diciembre de 2011.

El 5 de marzo de 2012, la IE agradeció la decisión del Tribunal Supremo de Irán de revocar la pena de muerte pronunciada contra el marino estadounidense Amir Mirza Hekmati. La IE ha escrito al Presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad para protestar contra la sentencia a favor de la pena de muerte pronunciada en un juicio a puertas cerradas en enero, por sospecha de espionaje. Amir Hekmati, de 28 años, fue el primer estadounidense al que se le pronunció la pena de muerte en Irán desde la Revolución Islámica de 1979. Fue detenido en agosto de 2011 mientras visitaba a su abuela iraní, que se encontraba enferma.

La IE lanzó una campaña el 7 de marzo de 2012 a través del sitio web de LabourStart para detener la ejecución del académico iraní sindicado Abdolreza Ghanbari, detenido en su casa en enero de 2010. Fue acusado de "Moharebeh" ("enemistad con Dios") por recibir correos electrónicos no solicitados de un grupo armado de la oposición al que no pertenece. Durante su encarcelamiento en la conocida prisión de Evin, el Prof. Ghanbari fue interrogado a lo largo de 25 días seguidos y forzado a confesar bajo coacción cargos sin pruebas. El Prof. Ghanbari ha esperado la pena de muerte desde que el tribunal de Apelaciones de Teherán confirmara su sentencia en abril de 2010. El 28 de febrero de 2012, la Comisión de Justicia de Teherán rechazó su solicitud de perdón.

La campaña en apoyo a Ghanbari fue la campaña de LabourStart más exitosa de la historia (15.500 mensajes por Internet en 14 idiomas.

Busque miembros de la IE en:

Las últimas noticias sobre este tema

ver todas las noticias

Resoluciones y documentos

ver todas las políticas