Algo más que el rendimiento

Sin embargo, a menudo se suelen pasar por alto o ignorar los datos relevantes que podrían proporcionar un contexto valioso para estos resultados. Con la posible excepción del proyecto PISA de la OCDE y el informe TALIS, se le da poca consideración a la calidad del/la docente y a otras políticas educativas que definen los sistemas escolares en naciones de alto rendimiento y en Estados Unidos.  No hacer esto da lugar a una imagen incompleta y distorsionada en la comparación de los/as estudiantes de Estados Unidos a nivel internacional, y oculta los verdaderos problemas que son precisos abordar en las escuelas públicas de Estados Unidos.

Mientras que los políticos y el enfoque público se centraron en los “outputs" –los resultados del informe PISA-, los/as investigadores/as de la National Education Association revisaron los datos de una multitud de fuentes para evaluar los “inputs” en Estados Unidos.

Comparando Estados Unidos con otros países de alto rendimiento en una serie de áreas educativas clave, los/as investigadores encontraron un retrato más completo y a la vez más complejo, que va más allá del “test” internacional y compara aspectos específicos sobre qué forma el núcleo de un sistema educativo de alto rango. A través de estas comparaciones surge una imagen más clara sobre cómo determinados países, que puntúan de manera elevada en las evaluaciones internacionales, difieren de Estados Unidos y de otras naciones.

Profundizando en una de las áreas - calidad de los/as docentes – los/as investigadores/as indagaron sobre la equidad en el salario de los/as docentes. La mayoría del público americano considera que los/as docentes reciben sueldos bajos, la cantidad proporcional dedicada al salario de los/as docentes en Estados Unidos está por debajo de la cantidad que se dedica en otros países desarrollados, lo que refleja diferentes prioridades de gasto. Los salarios de los/as docentes en Estados Unidos en escuelas de educación secundaria representa el 55,3% del gasto total en educación, notablemente menor que el 62,8% de media de otros países de la OCDE. Entre los países que dedican un mayor porcentaje de su educación a los salarios docentes se incluye Corea (56%). Una perspectiva diferente emerge cuando las comparaciones se hacen entre Estados Unidos y otros países de la OCDE sobre la remuneración del personal “no docente”, entre los que se incluyen los administradores escolares. Con un 26,1%, Estados Unidos dedica un porcentaje mayor que otros países desarrollados a los salarios del personal no docente. La mayoría de los países de la OCDE dedican un porcentaje que oscila entre un 12% y un 18%, con un porcentaje mínimo de un 8,6% en Corea.

Otra área de la educación que se sometió a la comparación fue la percepción pública de los/as docentes. Mientras la opinión estadounidense hacia los/as docentes es muy positiva, las políticas públicas hacia la profesión docente en Estados Unidos son menos gratificantes que en otros países. Esto se refleja en la limitada presencia de docentes estadounidenses en la toma de decisiones a nivel escolar.

En todo el mundo, el estatus de los/as docentes se refleja por el nivel de sus responsabilidades profesionales y por su papel en la toma de decisiones. Aunque la toma de decisiones a nivel escolar difiere sustancialmente entre países, Estados Unidos presenta uno de los niveles más bajos de toma de decisiones a nivel escolar frente a otros países de la OCDE. En Estados Unidos, el 67% de las decisiones relacionadas con la organización de la enseñanza se toman a nivel escolar o tras consultas con las escuelas, mientras que en muchos otros países el porcentaje es mucho mayor, 89% en Inglaterra e Italia; 78% en Finlandia, Francia, Corea y Alemania.

Algunos/as investigadores/as creen que la situación del estatus docente como profesión encuentra sus raíces en los valores sociales y culturales de la sociedad, y refleja algunos elementos de la discriminación de género hacia una profesión dominada por las mujeres. Los/as expertos/as señalan a Finlandia como uno de los países donde tanto hombres y mujeres están facultados. Argumentan que, si bien la enseñanza es una profesión respetada y codiciada en Finlandia, el respeto de los/as ciudadanos/as fineses/as por sus docentes se explica más por la igualdad de género existente en su país. En cambio, los/as docentes en Estados Unidos – tradicional y predominantemente mujeres- son tratados/as con mucho menor respeto.

En su discurso en la Cumbre del Día Mundial del Docente de 2012, Ronald Thorpe, presidente de la National Board of Professional Teaching Standards, reconoció el bajo estatus de la docencia y afirmó que este problema sólo se podría resolver desde dentro de la profesión, creando unas condiciones bajo las cuales los/las docentes fueran agentes de la reforma y no únicamente objetivos de la misma.

Fue precisamente esta línea de pensamiento lo que dio lugar a “Raise Your Hand”, la campaña nacional de la NEA para reforzar la capacidad de los/as docentes de todo el país con el fin de dirigir la lucha por los/as estudiantes y por una educación pública de calidad. La base de la campaña reposa en la firme creencia de que los/as docentes -y no los políticos o los autodenominados expertos de la “reforma”- conocen lo que funciona y son los/as indicados/as para dirigir y actuar para conseguir el éxito del estudiante.

La campaña identificó cuatro sencillos objetivos: estudiantes exitosos/as, profesionales de prestigio, colaboración dinámica y líderes escolares capacitados/as.

Demasiados docentes y profesionales de apoyo educativo trabajan en ambientes poco favorables para el crecimiento profesional. Capacitar a estos profesionales es uno de los aspectos clave de la campaña de la NEA “Raise Your Hand”. El éxito de los/as estudiantes depende de un liderazgo sólido. Trabajando en colaboración con nuestros afiliados, apoyaremos y comprometeremos a todos los miembros del equipo educativo -, educadores/as auxiliares, conductores/as de autobuses, empleados/as de cocina, personal de mantenimiento, oficiales de seguridad, personal administrativo, trabajadores/as calificados para el comercio, trabajadores de la salud y de servicios tecnológicos, así como docentes- para tomar medidas directas que repercutan en el éxito de los/as estudiantes. La NEA establecerá nuevos programas de asistencia y revisión, y nuevos modelos de residencias en la profesión se convertirán en una parte de la preparación de los/as docentes.

Nuestros/as afiliados/as se están uniendo para ayudar a concebir buenas ideas, políticas inteligentes y programas exitosos, con el fin de llevarlos a todos los rincones del país. Aprovechando los conocimientos y la experiencia de los/as docentes de todo Estados Unidos, capacitaremos a los/as docentes para dirigir y dar forma a las políticas educativas, preparando la nueva generación de líderes docentes.

En el futuro, la NEA también proporcionará los recursos necesarios para hacer sostenible y exitosa la campaña Raise Your Hand. En 2013, los/as delegados/as de la asamblea representativa de la NEA aprobaron una cuota de 3$ por cada miembro para financiar nuevos esfuerzos. Hasta ahora, hemos invertido 2 millones de dólares en más de 30 proyectos a nivel escolar o de distrito escolar y hemos puesto en acción las ideas de los/as docentes. Los ingresos adicionales -más de 6 millones de dólares anuales- prestarán ayuda económica a los/as afiliados/as locales y estatales de la NEA para proyectos que fomenten mejoras centradas en y para los/as alumnos/as y en la dirección de escuelas por sindicatos.

Se necesita la voz alta y fuerte de los/as docentes allí donde las escuelas se están viendo debilitadas por las fuerzas económicas y políticas. La campaña “Raise Your Hand” encaja con la campaña de la Internacional de la Educación “Unámonos por la educación pública”, que asegura que la educación universal, gratuita y de calidad siga estando entre las prioridades de la agenda política.

Iniciativas como “Unámonos por la educación pública” y “Raise Your Hand” son esenciales, ya que proporcionan importantes plataformas para que los/as docentes orienten sus ideas y sus energías. La pasión de los/as docentes y su compromiso por lograr un cambio profundo pueden transformar no sólo la vida de los estudiantes a nivel individual, sino también la conversión de las escuelas públicas en centros de aprendizaje de alta calidad.

Los países con mejores resultados en el informe PISA nos muestran que el camino a seguir es elevar el estatus de la profesión docente. Identificando, apoyando y haciendo avanzar una enseñanza eficaz. Los países con mejores resultados tienen sindicatos fuertes que apoyan a los/as docentes y los/as involucran en los procesos de reforma. En Finlandia, Singapur y otros países, la colaboración con los sindicatos docentes ha sido una pieza clave en el éxito de los esfuerzos para mejorar el logro académico de los/as estudiantes -junto con sólidas políticas para reclutar, retener y apoyar a sus docentes.

La lección está clara: respetar a los/as docentes y tratarlos/as como profesionales. La NEA ha  revisado muy bien lo que está funcionando y está aplicando esas lecciones. Estamos aprendiendo de los mejores del mundo.

Perfiles de países