Escuchemos al profesorado antes de formular políticas

El informe TALIS proporciona a los países datos comparativos a nivel internacional en ámbitos que las investigaciones afirman que contribuyen a una enseñanza eficaz, como la experiencia y la formación inicial del profesorado, el apoyo y el desarrollo profesional, la dirección escolar, sistemas de evaluación y comunicación de resultados sobre la práctica pedagógica y la satisfacción en el trabajo y la autoeficacia del profesorado.

Cada vez más países dirigen sus miradas más allá de sus fronteras en busca de pruebas de la existencia de políticas y prácticas más fructíferas y eficaces con el fin de mejorar la vida de su ciudadanía. Los resultados del informe TALIS (en inglés) proporcionan abundante información a los responsables de formular las políticas educativas. En la reunión ministerial informal en la que se anunciaron los resultados del informe TALIS en Tokio, ministros de 16 países debatieron las conclusiones del informe y el modo en que podrían repercutir en la política para el personal docente en sus países. Los ministros reconocieron la importancia de plantear la educación como una profesión que necesita conocimientos intensivos con el fin de ser más capaces de atraer a los candidatos mejor cualificados a la profesión.

¿Piensa el profesorado que su profesión está valorada?

Uno de los resultados más sorprendentes del informe TALIS de 2013 está relacionado con esta noción de desarrollar la enseñanza como profesión, y nos demuestra que hay un largo camino por recorrer en este sentido en muchos países. Los datos del informe TALIS indican que, de media, menos de un tercio de los y las docentes de todo el mundo cree que la enseñanza es una profesión valorada por sus sociedades. Este número es bastante más bajo en algunos países, y menos de uno de cada diez docentes de Croacia, Francia, República Eslovaca, España y Suecia piensan que la enseñanza es una profesión valorada.

Este resultado es importante por las implicaciones que podría tener en relación con la contratación y retención de candidatos/as muy cualificados/as en la profesión docente en algunos países. Es necesario desarrollar la enseñanza como una profesión equiparable a otras profesiones de trabajadores con conocimientos (como la medicina, el derecho y la administración de empresas) a fin de poder atraer a los mejores candidatos hacia la enseñanza. Los datos del informe TALIS también apuntan, de forma interesante, hacia enfoques para mejorar el valor de la profesión tal y como es percibido por el profesorado. Los y las docentes que afirman ser capaces de participar en la toma de decisiones en una escuela también tienen más probabilidades de indicar que su profesión está valorada por parte de la sociedad. La capacitación de los y las docentes confiriéndoles responsabilidades en la toma de decisiones también está relacionada positivamente con la satisfacción en el trabajo y la confianza señalada por el profesorado en sus propias capacidades (autoeficacia). Por eso, el liderazgo y la toma de decisiones compartidos en las escuelas no solo descarga de tareas a la desbordada dirección (y le permite emplear más tiempo en cuestiones como el liderazgo educativo), sino que también tiene consecuencias importantes en el profesorado.

¿Qué comunicación de resultados recibe el profesorado sobre su práctica pedagógica?

A raíz del informe TALIS hemos concluido que la mayoría de los y las docentes afirman que la evaluación formal que reciben sobre sus prácticas pedagógicas conduce a cambios positivos en dichas prácticas. Sin embargo, en muchos países, el profesorado va a la deriva, sin recibir apenas o ningún comentario sobre su práctica pedagógica. En los países que abarca el informe TALIS, ligeramente más de la mitad del profesorado de media cree que los sistemas de evaluación y de comunicación de resultados solo se emplean en sus escuelas para cumplir requisitos administrativos.

La evaluación y la comunicación de resultados al profesorado han de tener un papel más significativo para los y las docentes. Los sistemas de evaluación y comunicación de resultados deben servir para permitir que todo el profesorado mejore, en lugar de para castigar el bajo rendimiento de unos cuantos. La vinculación de la evaluación y la comunicación de resultados al desarrollo profesional también brinda al profesorado más oportunidades de crecimiento. Los y las docentes deberían recibir la comunicación de resultados de varios actores, por medio de diversas medidas, y uno de los resultados de la recepción de comentarios debería ser la elaboración de un plan de desarrollo profesional basado en aspectos que el profesorado deba mejorar.

¿Colabora el profesorado entre sí?

Una fuente de comunicación de resultados a la que no tienen acceso muchos/as docentes es la recepción de comentarios de otros/as docentes de su propia escuela. De media, solo el 42 % del profesorado de los países que abarca el informe recibe comentarios sobre su enseñanza de otros/as docentes como parte del proceso de evaluación, mientras que el 45 % del profesorado de los países que abarca el informe nunca han observado a sus colegas enseñando ni les han comunicado resultado alguno. En muchos países, la comunicación de resultados entre pares es habitual, y el profesorado colabora para elaborar lecciones, revisarlas y proponer áreas de mejora en la práctica pedagógica. Sin embargo, entre los países que abarcan el informe TALIS, los datos indican que es mucho más probable que los y las docentes participen en actividades de intercambio y coordinación superficiales (como el intercambio de materiales didácticos) a que colaboren más estrechamente en cuestiones como la enseñanza en equipo o la participación en el aprendizaje profesional colaborativo.

La colaboración entre docentes es importante por muchas razones. Los datos del informe TALIS señalan que el profesorado que participa en prácticas colaborativas con otros/as docentes también afirma tener mayores índices de satisfacción en el trabajo y de autoeficacia. Asimismo, actividades como la enseñanza en equipo o la observación de colegas y la comunicación de resultados son claros ejemplos de desarrollo profesional eficaz en el sentido de que pueden ser actividades sostenidas, se realizan en el contexto escolar del profesorado y se llevan a cabo con colegas de profesión.

¿Qué significa todo esto?

Sabemos que los sistemas educativos de muchos países han de cambiar con el fin de proporcionar mejores oportunidades a todo el alumnado para que reciba una educación de mejor calidad. Y aunque es necesario volver a reflexionar sobre muchos aspectos de los sistemas educativos, las investigaciones nos indican que los y las docentes son la influencia más importante dentro de la escuela en los logros académicos del alumnado. Por eso, mejorar el profesorado es fundamental para mejorar un sistema educativo.

¿Pero esto qué quiere decir realmente? Hay dos partes en esta historia. La primera está relacionada con garantizar que los mejores candidatos posibles accedan a la enseñanza en primer lugar y, luego, permanezca en ella. Los países deben reflexionar sobre cómo conseguir que la profesión docente sea más atractiva para los graduados universitarios y brinde una trayectoria para la progresión profesional que anime al profesorado a continuar enseñando.

La segunda parte trata de ayudar a los y las docentes que ya se encuentran en la profesión a mejorar su práctica pedagógica. Esto implica proporcionar al profesorado evaluaciones y comunicaciones de resultados cada cierto tiempo sobre su práctica pedagógica que estén relacionadas con oportunidades de desarrollo profesional orientadas hacia sus necesidades. Los y las docentes han de tener la oportunidad de colaborar con colegas de manera estrecha de modo que se desarrollen las relaciones interpersonales y se contribuya a fomentar una cultura de práctica reflexiva en sus escuelas.

Pero no solo se necesitan reformas de políticas. El profesorado y el personal de dirección de los centros escolares también deben asumir responsabilidades y ser participantes activos en el proceso de cambio. La OCDE también ha elaborado una guía de TALIS para docentes (en inglés) que emplea los resultados del informe TALIS y que, junto con la literatura de investigación y la extensa bibliografía sobre el trabajo de la OCDE en materia de educación, ofrece percepciones y asesoramiento a docentes y personal de dirección de centros escolares sobre cómo pueden mejorar la enseñanza y el aprendizaje en sus escuelas.

Perfiles de países