Ei-iE

Reino Unido: Docente renuncia a su puesto para asumir tareas ministeriales en Somalia

publicado 12 septiembre 2011 actualizado 13 septiembre 2011

Un profesor de apoyo escolar en Londres ha dimitido de su puesto de trabajo tras haber sido nombrado inesperadamente Viceprimer Ministro de Somalia.

Cuando Mohamed Ibrahim, de 64 años, fue nombrado para el cargo, llevaba dos años siendo profesor de apoyo en la escuela católica Newman Catholic College, en el norte de Londres. Mohamend Ibrahim también ha asumido el cargo de Ministro de Exteriores.

El director de la escuela, Richard Kolka, dijo que la noticia lo había dejado “boquiabierto”, pues cuando el trimestre de verano llegó a su fin en julio, él no tenía ni idea de que Ibrahim se iba a ir a ninguna parte.

“La primera vez que oí hablar de su nombramiento fue el 1 de agosto, cuando un compañero me envió un mensaje contándomelo. Después Ibrahim me envió un email solicitando mi autorización para no volver a la escuela. Por lo general pido que me avisen con un mes de antelación, pero tuve que prescindir de este protocolo”.

En su email, Ibrahim decía así: “Fui llamado a acudir a Somalia, mi país, inesperadamente, durante las vacaciones escolares y allí fui nombrado Viceprimer Ministro y Ministro de Exteriores en un tiempo en el que el país se enfrentaba a crisis humanitarias tales como la sequía y la hambruna”.

“Ya me había enfrentado a los retos de este nuevo trabajo. He tomado parte en la Conferencia de la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, en Roma; en la Conferencia Islámica en Estambul, y voy ahora a Etiopía a la reunión de la Unión Africana para solicitar ayuda humanitaria para Somalia”.

“Siempre tendré a la escuela Newman Catholic College en mi corazón y jamás olvidaré a mis maravillosos/as compañeros/as”.

Kolka felicitó al antiguo miembro del personal docente con estas palabras: “La noticia me dejó impresionado y boquiabierto. ¡Qué honor para ti, pero también qué responsabilidad! Te mereces toda la suerte del mundo en la nueva tarea de servir a tu país, país que ha sufrido tantas dificultades y tanto sufrimiento”.

Somalia ha padecido décadas de luchas y no ha tenido en la práctica un gobierno nacional desde 1991.

Las autoridades a las que el Sr. Ibrahim se ha unido, respaldadas por la ONU, controlan la capital, Magadishu, pero poco más. La mayor parte de las áreas del sur y centrales las domina al-Shabab, militantes vinculados a al-Qaeda que han perpetrado varios ataques suicidas contra funcionarios del gobierno, además de imposibilitar que las ayudas de organismos provinientes de Occidente lleguen a aquellos que sufren las hambrunas en las áreas sometidas a su control.