Ei-iE

Los responsables educativos piden poner fin a las duras exigencias en materia de rendición de cuentas

publicado 5 marzo 2015 actualizado 11 marzo 2015

Los estrictos requisitos a la hora de rendir cuentas que imponen los gobiernos a las escuelas, los responsables educativos y los docentes perjudican y socavan la autonomía profesional y la calidad educativa de todos, según las conclusiones de la conferencia sobre gestión académica de la IE, celebrada en Amsterdam.

Los participantes en la conferencia organizada por la Internacional de la Educación (IE) esta semana en Amsterdam (Países Bajos) relataron cómo la competencia, fomentada por evaluaciones estándar, controles y la publicación de cuadros comparativos, obliga a las escuelas a centrarse en aquello que es objeto de supervisión.

Del 3 al 4 de marzo, los participantes sostuvieron que los sistemas de rendición de cuentas basados en el control deterioran la colaboración, la autonomía escolar y la autonomía profesional de los responsables académicos y de los docentes y solicitaron a la IE y a las organizaciones que la componen que sigan cuestionando esta forma deficiente de abordar la educación y la gestión responsable.

A tenor de estas consideraciones, Jaap Scheerens, Profesor de Organización y Gestión Educativa de la Universidad de Twente (Países Bajos), presentó las conclusiones y recomendaciones de la investigación conjunta y de los intercambios entre colegas en torno a la autonomía profesional, la transparencia y la gestión eficiente, elaboradas por el Comité Sindical Europeo de la Enseñanza (CSEE), la Región Europea de la IE y la Federación Europea de Empleadores de la Educación (FEEE). El profesor Scheerens presentó también los resultados de un estudio comparativo entre Malta, los Países Bajos y el Reino Unido, que demuestran los diversos grados de autonomía profesional existentes y el hecho de que el sistema actual apenas contemple la autonomía y la innovación por parte de los docentes, debido a la rigurosidad de los controles y a la reforma de las políticas impuesta desde órganos superiores.

La consolidación de la política de gestión educativa de la IE

Dennis Sinyolo, Coordinador Principal de Educación y Empleo de la IE, presentó el proyecto de la organización sobre la política de gestión educativa y el principio fundamental de inclusividad y dirección colegiada que promueve el trabajo en equipo, la toma democrática de decisiones, el diálogo y la colaboración.

Los participantes aplaudieron la decisión de la IE de consolidar su política de gestión educativa y debatieron en torno al proyecto, sugiriendo posibles mejoras y definiendo estrategias de aplicación de dicha política tras su adopción.

Los participantes recalcaron que todos los directivos académicos son docentes, de ahí que deban estar cualificados profesionalmente, además de tener conocimientos de gestión y beneficiarse de apoyo y posibilidades de desarrollo laboral. También se insistió en la conferencia en que la organización entre responsables educativos ha de seguir siendo un ámbito prioritario para la IE y todas sus organizaciones miembros. Los participantes instaron además a los gobiernos a que garanticen  que el sistema de contratación de dichos responsables es transparente y emplea criterios objetivos.

Ben Hoogenboom, Vicepresidente de AOb, filial holandesa de la IE, destacó en su intervención que pretende “hacer hincapié en las dificultades que atraviesa el sector educativo con el fin de crear un sistema de gestión que aliente en lugar de imponer, que trate de facilitar y no de dictar, que sea incluyente y no distante, un sistema que guíe y escuche, que invite al diálogo entre profesionales en vez de instruir de forma unilateral”. Joany Krijt, Presidente de CNV-O, otra filial de la IE, se sumó a lo dicho por Hoogenboom y señaló que “en los últimos tiempos, he podido comprobar que hay una tendencia en el ámbito político y educativo a favorecer la desconfianza, las cargas administrativas y las fórmulas verticales de gestión… tenemos que confiar en los docentes y en los directores escolares”.

Los docentes han de poder asumir una función de liderazgo

En la conferencia se subrayó el papel esencial que desempeñan los docentes en tanto que líderes. Jelmer Evers, escritor y profesor holandés de Historia, y Sean Slade, Director de Whole Child Programs de la ASCD (con sede en EE.UU.) hablaron de la necesidad de que los docentes tengan margen de maniobra para ejercer su liderazgo. Evers mencionó que hay que “invertir el sistema” (modificar la fórmula de control vértical por otra que proceda de las bases) para así asegurar la participación de los docentes en la elaboración de políticas educativas y  en los papeles de gestión. Slade afirmó que la labor de los docentes no se limita a las aulas, sino que estos pueden hacer uso de sus habilidades para ayudar en el contexto escolar, local, regional o nacional. Los participantes de la conferencia estuvieron de acuerdo en promover la figura del docente a todos los niveles.

A modo de conclusión, Odile Cordelier, Vicepresidente del CSEE y Secretaria Nacional del sindicato francés SNES-FSU, animó a los participantes y a los sindicatos europeos y del resto del mundo a dar a conocer los principios de la nueva política de gestión una vez se haya adoptado y señaló que va a ser una herramienta importante para la labor de promoción de la CSEE y la IE entre los gobiernos nacionales, la OCDE y otras organizaciones intergubernamentales.