Ei-iE

Los sindicatos mundiales reivindican los derechos de los niños

publicado 5 junio 2008 actualizado 5 junio 2008

Niños con caras polvorientas trabajando duro cerca del calor que emanan los hornos de ladrillos, niños vestidos elegantemente bailando y cantando con dulzura, niños sonrientes caminando de la mano con sus padres y profesores en una marcha a favor de sus derechos; había muchos rostros de la infancia que ver en la conferencia internacional para las personas que trabajan por los derechos de los niños,que se celebró en Nueva Delhi (India) a finales de febrero.

A pesar de los últimos avances, más de 200 millones de niños y niñas trabajadores en todo el mundo siguen sin poder disfrutar del derecho fundamental a la escuela, aprender y jugar, es decir, tener una infancia. Esa es la razón que reunió a más de 200 activistas y expertos de todos los rincones del planeta con el fin de intercambiar conocimientos y estrategias para erradicar el trabajo infantil. La conferencia fue una iniciativa conjunta del movimiento mundial de trabajadores, encabezado por la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM), con el fin de sensibilizar al público en torno a los derechos de los niños y el papel de los sindicatos a la hora de erradicar el trabajo infantil. Anita Normark, secretaria general de,la ICM, señaló: “Los sindicatos de docentes han liderado históricamente la lucha contra el trabajo infantil, y el compromiso sindical para acabar con este azote permanece tan firme como siempre. A través de sus campañas a favor de una educación universal, obligatoria y de buena calidad, y de sus acciones contra la explotación y la discriminación de toda clase en el mundo laboral, los sindicatos siguen siendo el pilar de la lucha mundial para sacar a los niños del trabajo y llevarlos a la escuela. Conseguir que todos los adultos tengan un trabajo adecuado constituye uno de los pilares fundamentales para erradicar el trabajo infantil”.

El secretario general de la IE, Fred van Leeuwen, y el miembro del Comité Ejecutivo, S. Eswaran, del sindicato indio All India Primary Teachers Federation, también se dirigieron a los delegados. Van Leeuwen señaló que los derechos de los niños “no re refieren únicamente al trabajo infantil, sino también a los abusos infantiles, al tráfico de menores, a su salud, su seguridad y su educación”. Stavri Liko, del sindicato de docentes FSASH (Albania), y Trudy Kerperien, secretaria internacional de AOb (Países Bajos), realizaron presentaciones sobre los programas que los sindicatos de docentes tienen en marcha en Albania y Marruecos para prevenir el trabajo infantil.

En Albania, cerca de 40.000 niños trabajan en el sector textil y del calzado, en la construcción y en la agricultura, según Liko. Los dos sindicatos de la educación de Albania, FSASH y SPASH, trabajan duramente para contribuir a reducir el número de menores que abandonan los estudios. Más de 1.500 docentes y 4.200 alumnos participan. Como consecuencia, en los dos últimos años más de 1.200 alumnos han regresado a la escuela o ya no corren el riesgo de abandonarla.

Kerperien quedó impresionada por la visita de la ICM a un centro de educación especial en Agra para ayudar a los niños que trabajan en los hornos de ladrillos en su transición a la escolarización regular. “Es maravilloso ver a los niños con tantas ganas de aprender”, dijo. “Se podía ver lo que ocurre tanto en el lado de la educación como en el de la industria. Esta visita me abrió los ojos sobre el trabajo conjunto que podemos realizar los sindicatos ”.

Kerperien señaló que supo una vez más que la lucha contra el trabajo infantil está inexorablemente unida al movimiento por una educación pública de calidad y a la lucha por un trabajo digno para los adultos. Si el acceso a las escuelas públicas fuera universal y la educación de alta calidad, más niños disfrutarían del aprendizaje y menos dejarían de estudiar. Y si sus padres tienen un trabajo adecuado, serán menos los niños que se vean obligados a trabajar por la pobreza extrema.

Kerperien y otros activistas de AOb también trabajan en un programa de prevención del trabajo infantil en cinco escuelas primarias importantes de Fez, en Marruecos. Mediante la cooperación con los niños y sus padres, los docentes y los directores de las escuelas, los sindicalistas y los representantes del Ministerio de Educación, el programa ha cosechado un gran éxito en lo que se refiere a sensibilizar, mejorar la práctica profesional y reducir el número de abandonos escolares en un porcentaje considerable.

El programa, y los niños beneficiarios del mismo, será objeto de un vídeo de la IE que se dará a conocer el 12 de junio, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. El proyecto es parte de la nueva iniciativa de la IE, “Vídeo para Educadores Sindicales” (VUE, por sus siglas en inglés), y producirá varios documentales breves para su distribución entre afiliados y otras personas, tanto en DVD como por Internet.