Ei-iE

La voz de los sindicatos docentes, crucial para la prevención del VIH/SIDA en todo el mundo

publicado 18 mayo 2011 actualizado 23 mayo 2011

La Conferencia de clausura del EI EPT-SIDA, celebrada en Bruselas el 16 y 17 de mayo, concluyó con la sesión “Hacia el 2015”. De todas partes del mundo llegaron afiliados y representantes de organizaciones asociadas, que reflexionaron sobre las lecciones aprendidas, y sobre el papel que juegan los sindicatos de docentes, y su viabilidad, dentro de la EPT – Educación para Todos – y en la educación para la prevención del SIDA.

Emanuel Fatoma, de la Oficina africana de la IE en Ghana, enfatizó la importancia que el programa del EPT-SIDA tiene para mejorar el diálogo social entre sindicatos y gobiernos: “Este tipo de proyectos fomenta la colaboración entre sindicatos y promueve el desarrollo de las capacidades sindicales dentro de los países. Además, el programa facilita el diálogo social entre los sindicatos de docentes y los ministerios de Educación.”

Maouloud Ben Kattra, de Mali, recalcó esta idea clave cuando dijo: “A través del programa  EPT-SIDA, por primera vez en la historia, los sindicatos de docentes de Mali han creado una coalición fuerte. Nos hemos dado cuenta de que una estructura sólida es importante para conseguir nuestras metas.”

“Podemos estar orgullosos del papel decisivo que ha jugado defendiendo los intereses de los docentes. Los sindicatos se han convertido en promotores del desarrollo, haciendo suyo lo que antes parecía pertenecer exclusivamente a las ONGs.”

Haciendo hincapié en el trabajo de prevención que el EPT-SIDA lleva a cabo en las escuelas, Fátima Aparecida da Silva, de Brasil, comentó que el programa “ha permitido a la IE pasar de un nivel teórico a un nivel básico de actuación, aportando un acercamiento más pedagógico al trabajo cotidiano de los sindicatos. El programa también ha involucrado a nuevos interesados, tales como los Ministerios de Sanidad, que han enriquecido el proceso colaborativo y han aumentado su efectividad.”

La creación de lazos con los gobiernos ha sido uno de los logros fundamentales del programa EI EPT-SIDA.  Un buen ejemplo de esto es, como explicaba Astrid Ma Donald,  que el antiguo Ministro de Educación en Surinam “era capaz de llamar a los miembros del programa por sus nombres.”

Sin embargo, Shashi Bala Singh, de la oficina regional de Asia, ha mostrado su preocupación sobre la viabilidad del programa: “¿Acaso no deberíamos tomarnos EPT-SIDA como parte de la misión y compromiso de los sindicatos, y no como un proyecto aislado? ¿Acaso no debería estar dentro del programa de los sindicatos?, ¿Debemos convencer a nuestros sindicatos para que aumenten la cuota de afiliación y su capacidad, o queremos depender siempre de ayuda externa? Los sindicatos tienen que continuar ampliando sus horizontes .”

Nicolás Richards, coordinador principal de la unidad de solidaridad y desarrollo, responsable del proyecto global EPT-SIDA, comentó brevemente el compromiso expresado por el Secretario General del EI, Fred van Leeuwen, en su discurso de bienvenida: los miembros de la Internacional de la Educación continuarán  esforzándose para  buscar asistencia técnica, y cuando sea posible, estructural, para el programa.

Delphine Sanglan, jefa de proyectos del programa EPT-SIDA en Bruselas, concluyó la Conferencia pidiendo: “Antes de que nos vayamos, y tristemente pongamos fin a este proyecto, debemos hablar sobre cómo deben moverse los intereses. Necesitamos un compromiso concreto, en vez de sólo recomendaciones. Los compromisos son mucho más fuertes, así que queremos que cada uno de vosotros elabore un compromiso como sindicato y como socio.”

Los participantes terminaron expresando su compromiso de apoyar el trabajo de los sindicatos de los docentes para la prevención del VIH/SIDA y el abogamiento por la  EPT. También prometieron fortalecer los lazos, buscar nuevas formas de financiación e incorporar el problema dentro de una amplia estrategia de trabajo sindical en todo el mundo.

Fundado en enero de 2006, el programa EPT-SIDA fue una iniciativa de la IE y sus socios la OMS (Organización Mundial de la Salud) y el EDC (Centro para el Desarrollo de la Educación). El programa combina los esfuerzos de los sindicatos de docentes en la defensa de la EPT a nivel nacional, con sus compromisos para promover la educación para la prevención del VIH/SIDA en las escuelas locales.