Ei-iE

El 1 de diciembre, que resuene en escuelas y sindicatos el eco de la lucha contra el VIH y el sida

publicado 25 noviembre 2011 actualizado 30 noviembre 2011

Cada 1 de diciembre, millones de personas en el planeta conmemoran el Día mundial del sida. El Día mundial del sida es una de las herramientas utilizadas para sensibilizar a los ciudadanos sobre el VIH y el sida, y una gran oportunidad para promover la educación en VIH/sida en los centros escolares.

De hecho, a los docentes y sus organizaciones, como proveedores de educación, les corresponde un papel destacado en la consecución universal de la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo en materia de VIH/sida. El 1 de diciembre, los educadores, desde los centros escolares y su liderazgo, contribuirán al éxito del Día mundial de lucha contra el sida.

Los docentes y sus sindicatos, a través del Programa EPT-SIDA de la Internacional de la Educación, se han comprometido a proporcionar educación en VIH/sida y prestar apoyo a los educadores y alumnos con VIH. El Día mundial del sida ofrece la oportunidad de celebrar los excelentes resultados del profesorado y sus organizaciones en el último lustro del programa.

El 1 de diciembre, la Internacional de la Educación anima a los docentes y sus organizaciones a celebrar el Día mundial del sida en las escuelas, los sindicatos y las comunidades,con el fin de sensibilizar sobre el VIH y el sida, y solidarizarse con las personas con VIH.

El Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) acaba de publicar el Informe de ONUSIDA para el Día mundial del sida | 2011. En él se indica que 2011 ha marcado un récord en cuanto a descenso del número de nuevas infecciones por VIH y muertes por sida. Las nuevas infecciones por VIH han caído un 21% con respecto a 1997 y los fallecimientos por enfermedades relacionadas con el sida, un 21% respecto a 2005.

En el informe, asimismo, se ofrece un panorama mundial de los resultados y tendencias registrados en el campo del VIH/sida:

El descenso del número de nuevas infecciones por VIH tiene su origen en cambios de comportamiento sexual —sobre todo en los jóvenes—, entre ellos la disminución del número de parejas sexuales, el aumento del uso del preservativo y el retraso de la edad de iniciación sexual.

En el África subsahariana, el número de nuevas infecciones por VIH ha registrado una caída superior al 26% con respecto al pico de la epidemia, que se produjo en 1997, impulsada por un desplome de un tercio en Sudáfrica, primer país en número de nuevas infecciones de VIH.

En el Caribe, las infecciones se han reducido un tercio con respecto al nivel de 2001 y en más del 25% en República Dominicana y Jamaica. De idéntico modo, el número de nuevas infecciones por VIH en el sur de Asia y el sudeste asiático cayó más del 40% entre 1996 y 2010. En la India, las nuevas infecciones por VIH se han hundido un 56%.

En cambio, el número de nuevas infecciones sigue aumentando en Europa oriental, Asia central, Oceanía, Oriente Medio y África del Norte, y se mantiene estable en otras regiones del mundo.

En 2010, según apuntan los cálculos de ONUSIDA y la OMS, el 47% de los cerca de 14,2 millones de personas elegibles para tratamiento en países de ingresos bajos y medios (esto es, 6,6 millones de personas) tuvieron acceso a la necesaria terapia antirretroviral, lo que supone un incremento de 1,35 millones de personas respecto a 2009.

Publicaciones de ONUSIDA de lectura recomendada:

Informe de ONUSIDA para el Día mundial del sida | 2011 Hoja de datos mundial Hoja de datos regional