Ei-iE

Benin: sí a la educación de calidad para todos/as, no al trabajo infantil

publicado 8 junio 2012 actualizado 25 junio 2012

La IE organizó un taller sindical nacional de formación y sensibilización destinado a los/las sindicalistas del sector de la educación en Cotonú, Benin, del 9 al 11 de mayo. El tema del taller fue: “El impacto de la educación pública de calidad para todos/as en la lucha contra la trata de niños/as y el trabajo infantil en Benin”.

Una treintena de representantes de siete organizaciones sindicales participaron en esta actividad que presentó la situación real de la trata de niños/as y el trabajo infantil en Benin.

Por una nueva actitud colectiva frente al trabajo infantil

Los intercambios han permitido responder a las necesidades de comprensión, intercambio y compromiso necesarias para cambiar la actitud de las familias, las empresas comerciales e industriales y el Estado beninés. El objetivo es impulsar una nueva dinámica marcada por una labor diaria de búsqueda de las fuentes y las causas de la trata.

Estas reuniones han contribuido a un mejor conocimiento de las disposiciones legislativas nacionales y los instrumentos subregionales, regionales e internacionales adoptados por Benin al respecto. Asimismo, han ayudado a que los sindicatos de docentes tomen una mayor conciencia de la relación que existe entre la persistencia de la trata de niños/as y el trabajo infantil por un lado y las posibilidades de alcanzar los objetivos de la educación de la primera infancia y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), en particular el objetivo relacionado con la educación pública de calidad para todos/as, por otro lado.

El papel impulsor de los sindicatos de docentes

Uno de los objetivos principales del taller fue obtener un compromiso firme por parte de las afiliadas de la IE de realizar muy rápidamente campañas de sensibilización y de información con vistas a que el Estado de Benin asuma su responsabilidad en cuanto al vínculo existente entre la erradicación de la trata de niños/as y el trabajo infantil, la consecución de los objetivos de la Educación para Todos/as (EPT) y los ODM, y la lucha contra la pobreza.

Asimismo, una de las metas importantes era desarrollar una estrategia para fomentar o reforzar la cooperación entre las organizaciones sindicales de la enseñanza, las autoridades gubernamentales, los organismos del sistema de las Naciones Unidas (Organización Internacional del Trabajo, UNESCO, UNICEF, Fondo de Población de las Naciones Unidas, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, etc.) y los otros actores de la sociedad civil en el país con el fin de llevar a cabo acciones y actividades de lucha contra el trabajo infantil.

En una entrevista dedicada a esta reunión y publicada en el diario beninés Le Gongonneur, Samuel Ngoua Ngou, coordinador regional de la IE encargado de organizar este taller, señaló:

“Creo que nuestra postura respecto a las instituciones beninesas es la misma que respecto a todos los gobiernos, ya sean de Occidente o del Sur. Pensamos que la educación es un derecho, un derecho fundamental. Pensamos que la educación de calidad debe ofrecerse a todos/as los/las niños/as porque consideramos que la educación es la única clave para el desarrollo de los/las niños/as y las comunidades. La riqueza más importante de una nación no es ni el petróleo, ni el mar, ni la madera, ni el algodón, es la inteligencia de sus ciudadanos/as”.

La gran responsabilidad de los Estados en la educación de calidad

“Además, estamos convencidos/as de que la educación es una respuesta a las crisis que sacuden nuestros países y apoyamos totalmente a los sindicatos de docentes en Benin en todas sus demandas”, añadió Ngoua Ngou. “No nos debemos contentar con una educación en la que los/las niños/as vayan a la escuela y tengan profesores/as, pero en la que no reciban una educación de calidad. Tampoco es culpa de los/las docentes solamente; el problema radica esencialmente en que la escuela, como institución, no proporciona a los/las docentes lo que necesitan para ofrecer una educación de calidad a los/las niños/as”.

Además, comentó que el problema fundamental de los países africanos es sobre todo el de la voluntad política:

“Pensamos que el papel más importante le corresponde al Estado y que nuestros países deberían demostrar que son serios. Mientras no sea el caso, pueden estar seguros/as de que la Internacional de la Educación estará siempre al lado de los sindicatos de docentes, dispuesta a ayudarlos, incluso sensibilizando a la comunidad internacional para que eventualmente se tomen medidas (incluidas represalias) con respecto a estos países”.