Ei-iE

Una relación más sólida entre sindicatos y gobiernos como respuesta para la creación de mejores sistemas educativos

publicado 13 noviembre 2015 actualizado 16 noviembre 2015

Unos sistemas educativos fuertes y saludables son posibles cuando los gobiernos incluyen sindicatos docentes en la toma de decisiones políticas, este fue el mensaje que la Internacional de la Educación expuso recientemente en Londres y de manera clara a los actores del sector de la educación de Gran Bretaña.

Algunos de los actores educativos más importantes del Reino Unido se reunieron en Londres a principios de noviembre para abordar cuál era la mejor manera de dirigir la educación. The Politics in Education Summit sacó a la luz importantes cuestiones,  como la financiación y la responsabilidad del gobierno por la educación.

Entre los participantes, John Bangs, de la Internacional de la Educación (IE), argumentó que los mejores sistemas educativos son aquellos que están priorizados por sus gobiernos y apoyados en sindicatos docentes sólidos y profesionales.

Subrayó que los sistemas educativos más saludables no son sólo aquellos a los que los gobiernos conceden una prioridad principal, si no aquellos en los que se invierte en su funcionamiento, sistemas coordinados que responden a las necesidades de niños/as y jóvenes. Estos gobiernos, señaló Bangs, comprenden que los/as docentes son su recurso más importante y que las organizaciones que les representan -los sindicatos- son un enorme repositorio de experiencia y conocimiento, un motor de mejora.

"Los sindicatos docentes son el núcleo de la profesión docente", declaró Bangs y añadió que los gobiernos harían bien en no ignorar el hecho de que, a nivel global, no sólo el sector público tiene la mayor densidad de afiliación sindical, sino que dentro del sector público, los/as docentes son la profesión más sindicada de todas.

Es hora de que los gobiernos escuchen a los sindicatos docentes

Bangs se refirió a la encuesta de la IE sobre los sindicatos docentes en los países de la OCDE, que mostraba que el compromiso político de los sindicatos docentes con los gobiernos era tan sólo parcial en el mejor de los casos. Tan sólo la mitad tenían estructuras de consulta y de negociación adecuadas y su compromiso en la ejecución de políticas era de menor calidad que en su elaboración. Incluso el informe TALIS 2013 de la OCDE recomienda que los responsables políticos deberían considerar el proporcionar orientación en liderazgo compartido (también conocido como liderazgo docente) a nivel de sistema.

La próxima oportunidad para que los sindicatos docentes debatan sobre cuestiones políticas cara a cara con los gobiernos se acerca rápidamente. En marzo, la sexta Cumbre Internacional sobre la Profesión Docente (ISTP), que tendrá lugar en Berlín, reunirá a los líderes sindicales y ministros de Educación de todo el mundo para colaborar de manera activa sobre cómo fortalecer los sistemas educativos públicos.