Ei-iE

Un mundo sostenible comienza en el aula

publicado 5 diciembre 2015 actualizado 11 diciembre 2015

Mientras las naciones continúan negociando el camino para alcanzar un acuerdo sobre el clima en París, la COP21 situó la educación bajo el punto de mira en el cuarto día de deliberaciones, con el fin de definir las bases para un futuro sostenible.

Le Bourget en París se ha convertido en el centro de atención a nivel mundial esta semana. Mientras el clima del planeta cuelga delicadamente de una balanza, con los gobiernos trabajando para llegar a un acuerdo, las organizaciones de la sociedad civil continúan promocionando el mundo que quieren. Aunque no forman parte de las delegaciones oficiales, los grupos que se reunen en la Climate Generation quieren dejar claro cuáles son sus mensajes.

Uno de los eventos paralelos, "El poder de la Educación - Hacia una conciencia global del clima", organizado por la Internacional de la Educación (IE), aprovechó el  "Día de la Educación” en la COP21 para mostrar cómo la educación es crucial para hacer posible el desarrollo sostenible.

“Desde la más temprana edad hasta la universidad y los estudios superiores, la educación es un ecualizador que saca a las personas de la pobreza y les alimenta con innovación”, declaró Fred van Leeuwen, secretario general de la IE en un discurso ante una audiencia atestada de 100. “Estamos seguros de que el camino hacia un futuro sostenible pasa por las aulas”.

El secretario general de la IE aprovechó la oportunidad en la COP para llamar la atención no sólo sobre las consecuencias mediambientales del cambio climático, sino también sobre las consecuencias sociales. Señaló que una parte integral del acuerdo climático debe asegurar “que nuestros hijos tengan el conocimiento y las herramientas no sólo para evitar un aumento de temperatura de dos grados, si no para crecer apreciando tanto el mundo que les rodea como a sus compañeros ciudadanos”.

Puedes leer en su totalidad los comentarios de Leeuwen en este enlace

Las declaraciones de Van Leeuwen dirigieron una mesa de expertos que incluyó a cuatro ponentes procedentes de diversas áreas de la educación. Thomas Brissaire, del sindicato afiliado a la IE SNES-FSU France; Almoustapha Moussa, secretario general del sindicano afiliado SYNAFEN Niger; Juliette Bohnland, de CliMates and Students Organising for Sustainability y Sean Sweeney, director y fundador del International Program for Labour, Climate and Environment de la Universidad de Nueva York.

El evento, que formó parte del Trade Union Forum, analizó cómo la educación y el sector sindical pueden impulsar un cambio positivo.

Los ponentes se centraron en una gran variedad de asuntos, desde las iniciativas en el aula al movimiento estudiantil a la cruda realidad del cambio climático en Níger o la forma en que los sindicatos pueden dirigir una transición hacia un futuro sostenible.

El grupo de expertos,  organizado por Richard Langlois de la IE y Graham Petersen, de la University and College Union (UCU) de Reino Unido, formó parte de la iniciativa de la IE para aumentar su enfoque en desarrollo sostenible a la luz de la nueva Agenda de las Naciones Unidas para 2030.