Ei-iE

Letonia: Huelga de advertencia de un día para mejorar los salarios y el diálogo

publicado 11 diciembre 2015 actualizado 15 enero 2016

Más de 24.000 trabajadores y trabajadoras de los sectores educativo y científico participaron en una huelga de advertencia de un día organizada por el Sindicato Letón de Empleados de Educación y Ciencia (LIZDA) el 27 de noviembre.

La huelga se organizó para mostrar el descontento del sindicato respecto a los cambios introducidos por el Ministerio de Educación y Ciencia en relación con un nuevo modelo salarial para los docentes. Además pretendía poner de relieve la actitud negativa del Gobierno hacia la educación superior y la ciencia al no destinar la financiación necesaria tal como determina la ley.

Modelo salarial

El actual modelo financiero basado en el principio “el dinero sigue al estudiante” ha promovido un desequilibrio entre el salario que cobran los docentes que trabajan en zonas rurales y en pequeñas escuelas y el percibido por docentes que trabajan en las áreas urbanas, pese a tener responsabilidades similares.

Un nuevo modelo salarial para los docentes resultaba vital para corregir esta desigualdad. No obstantes, el modelo presentado por el Ministerio muestra carencias en muchos otros aspectos y podría poner en peligro tanto la calidad de la educación como las circunstancias para los educadores. Varios interlocutores sociales y LIZDA pusieron de relieve el aspecto más peligroso e inaceptable del nuevo modelo, como es la propuesta de reducir los salarios de los docentes en las grandes escuelas e incrementarlo para los que trabajan en escuelas más pequeñas.

Demandas

Desgraciadamente, el Ministerio no tomó en consideración las propuestas realizadas por LIZDA y otros interlocutores sociales para mejorar el modelo. El diálogo social se encuentra de momento paralizado, lo que ocasionaría la decisión de LIZDA de convocar la huelga de un día con objeto de presionar en relación con dos demandas:

1. Mejora inmediata de los salarios para todos aquellos en el sector educativo  que reciben de momento salarios inadecuadamente bajos, en especial los maestros de pre-escolar, el personal de apoyo educativo y los docentes en escuelas de áreas rurales, al tiempo que se continúe trabajando para mejorar el modelo salarial.

2. Garantizar el 10 por ciento de financiación tal como estipula la ley para educación superior y la ciencia.

Inga Vanaga, líder de LIZDA, señaló que esta huelga de advertencia no era simplemente para obtener “más dinero para los salarios de docentes e investigadores, sino también en protesta por la actitud del Gobierno. El Gobierno debe escuchar a quienes trabajan en educación y ciencia y respetar su inversión en el desarrollo de la sociedad letona”.

Incertidumbre respecto al Gobierno

Esta situación se debe a la falta de aportación de una asignación suficiente para la educación superior y ciencia, tal como solicitara LIZDA, en el presupuesto estatal para 2016 que se aprobó el 30 de noviembre. Sigue sin estar claro cómo se utilizarán los fondos asignados para cubrir los salarios de los docenes. El 7 de diciembre, la Primera Ministra, Laimdota Straujuma, anunció su dimisión lo que conduciría a la disolución del actual Gobierno. De manera que no se sabe si la actual Ministra de Educación y Ciencia, M?r?te Seile, continuará en el cargo.

Independientemente si la actual Ministra de Educación y Ciencia sigue ocupando su cargo o no, LIZDA confía en que se vuelva a un diálogo constructivo de manera que los siguientes pasos para la creación de un modelo salarial justo para los docentes estén bien pensados y sean sostenibles a largo plazo.