Ei-iE

Australia: Docente condecorada por su trabajo con los estudiantes indígenas

publicado 10 agosto 2016 actualizado 11 agosto 2016

Los docentes sindicalistas han premiado a una educadora por su increíble y «sencilla» contribución a la provisión de una educación de calidad a los estudiantes indígenas. Se trata de una noticia muy positiva en medio del escándalo por los abusos durante la detención de jóvenes en el Territorio Norte (TN).

La docente del Territorio Norte Sally Mackander ha recibido el premio Arthur Hamilton de la Australian Education Union(AEU) por su extraordinaria contribución a la educación de aborígenes e isleños del estrecho de Torres gracias a su método docente innovador para estudiantes indígenas y los resultados obtenidos en el marco del respeto a su comunidad y cultura. Mackander ha sido nombrada recientemente directora del Wugularr School en Katherine (NT).

El premio se considera un logro significativo en sí mismo para una docente motivadora pero también por su relación con la educación y los derechos infantiles en el mismo estado en el que se ha conocido la existencia de abusos graves dentro del sistema de centros de reclusión juveniles.

Diálogo con los padres

Como docente con clases íntegramente de indígenas en la Escuela Primaria de Clyde Fenton, también en Katherine, Mackander se dio cuenta a través de su experiencia previa de que profundizar en la comunidad y conocer a los padres de los estudiantes resultaría crucial. Una gran cantidad de padres solo habían tenido noticias de los profesores cuando había comentarios negativos sobre sus hijos y muchos otros no querían ocuparse de los asuntos educativos debido a sus propias experiencias infantiles.

La solución de Mackander fue sencilla. Con un teléfono móvil hizo fotos de los trabajos de los niños y se las envió a sus padres. «Cuando los alumnos llegaban a casa, podían hablar con sus padres sobre lo que habían hecho en clase desde un punto de vista positivo y no centrarse en los líos en los que se han metido ese día», explicaba Mackander. Como a los padres les encantaba recibir ese tipo de mensajes, empezaron a preguntar a Mackander para asegurarse de que tuviera sus números de teléfono.

Mejoras señaladas

Gracias a un nuevo diálogo establecido entre docente, estudiantes y padres, las relaciones y actitudes empezaron a ser más positivas, y los centros docentes comenzaron a esforzarse por conseguir mejoras señaladas en cuanto a asistencia, comportamiento y resultados académicos.

AEU: Hace falta «romper el ciclo de desesperación»

«En este caso nuestros centros escolares desempeñan un papel importante, especialmente con los estudiantes indígenas», afirmó Jarvis Ryan, Presidente del TN. «Deben fomentar el uso de los idiomas y la cultura indígenas, además de conseguir que los niños sientan orgullo de su identidad… y trabajar con estos niños que se encuentran en una situación de riesgo mayor de pasar por el sistema judicial y hacer lo imposible, en colaboración con familiares, personas mayores y otros implicados, para que estos jóvenes no acaben encarcelados.