Ei-iE

Tanzania: La investigación proporciona dividendos

publicado 23 septiembre 2005 actualizado 23 septiembre 2005

La investigación independiente en los temas de educación es un área aún por explorar para muchas de las afiliadas de la IE. Sin embargo, aquellas que han llevado a cabo sus propias actividades de investigación han descubierto que pueden utilizar este arma poderosa a la hora de discutir con los gobiernos la mejor manera de proveer una educación de calidad. La investigación independiente proporciona a los sindicatos de docentes resultados científicamente comprobados que apoyan sus políticas y opiniones. Recientemente, el Sindicato de Docentes de Tanzania (TTU) realizó un estudio sobre las condiciones de vida y de trabajo de los docentes del país. Los resultados aportaron una gran ayuda para el sindicato en sus esfuerzos por trasladar el centro del debate local del mero aumento en las inscripciones en la escuela primaria, a la manera de obtener una educación de calidad en el país.

Tanzania estableció la enseñanza primaria gratuita en 2002. Esto se tradujo en un incremento considerable del número de alumnos matriculados en el sistema educativo. El país ha realizado desde entonces grandes progresos en la consecución de un mayor acceso a la educación, y se espera que para 2006 todos los niños y las niñas en edad escolar estén matriculados al menos en la escuela primaria.

El gobierno de Tanzania ha recibido alabanzas a escalas nacional e internacional por esta iniciativa, e incluso ha sido elogiado por la Ministra noruega de Cooperación al Desarrollo por hacer la educación más accesible a su población. Sin embargo, el acceso universal es tan sólo un primer paso. La Ministra noruega, como otros muchos que han apreciado el trabajo en Tanzania, aún no ha comentado acerca del impacto que ha tenido el programa gubernamental en la comunidad docente, o de la calidad de la educación ofrecida a los nuevos alumnos. El número de estudiantes matriculados ha tenido la prioridad sobre la calidad de la educación que les proporciona el sistema. Las cifras, y no la calidad, han sido la preocupación del gobierno de Tanzania y de las autoridades internacionales.

La investigación emprendida por el TTU presentó una realidad muy lejana a la imagen positiva promovida por el gobierno de Tanzania y demás autoridades. Demostró la situación apremiante de los docentes tanzanos y la insuficiente calidad de la educación ofrecida a los niños y niñas del país.

El estudio identificó bajos sueldos, sobrecargas de trabajo, e incluso falta de respeto por la profesión docente, algo inédito para la sociedad tanzana. La investigación dejó claro que, al ignorar las necesidades de los docentes, las autoridades educativas estaban provocando el deterioro de la calidad de la educación.

Ted Mhagama, un alto representante del Ministerio de Educación, reconoce que los docentes están peor remunerados que otros profesionales. “En otras profesiones como contables, banqueros, médicos y licenciados en Derecho ganan hasta 4.000 USD al mes. Pero no los docentes”, declara Mhagama. Contrariamente, los docentes de enseñanza secundaria reciben alrededor de 150 USD al mes, mientras que los de primaria ganan menos de 80 USD al mes.

El estudio también reveló que la docencia es el “último recurso” para muchos recién iniciados en la profesión. Esto representa un cambio de actitud en la sociedad de Tanzania. Un estudio similar realizado en 1990 demostró que muchos se hicieron profesores con la intención de “construir la nación”.

Por desgracia, según las recientes investigaciones, "más del 40% de los docentes opina que no recomendaría a sus hijos a seguir el mismo camino". Muchos confesaron que se hicieron profesores al no haber encontrado trabajo en otras áreas.

Otros resultados indican que el empeoramiento de la condición de la profesión docente ha afectado el nivel de los estudiantes que eligen la profesión docente. Explica que muchos candidatos a otras profesiones que no habían aprobado las pruebas necesarias, o no encontraban trabajo, terminaban por dedicarse a la docencia.

Una principal preocupación es la falta de cualificaciones de muchos docentes de primaria. Casi la mitad no ha recibido una educación oficial superior a las de los niños a los que enseñan. En estos casos, la formación en servicio puede ser de gran ayuda. Pero el estudio reveló que “en la práctica, no existe un trabajo organizado y continuo que sustente el desarrollo profesional de los docentes".

Existe además un vínculo importante entre la consecución de los objetivos de la Educación para Todos y el impacto del VIH/SIDA en la enseñanza y el aprendizaje. Un profesor declaró: “El VIH/SIDA nos ha creado muchos problemas. Si un profesor o profesora se ausenta durante largo tiempo, sus clases se trasladan a otros docentes, aumentado su carga laboral".

Otro comentó: "Tenemos a más de 100 alumnos en esta escuela que han quedado huérfanos por culpa del SIDA. Estos niños no sólo necesitan ayuda económica sino mucho afecto y cuidados. Intento hacer todo lo que puedo, pero no es suficiente".

La escasez de alojamiento, retrasos en el pago de salarios y traslados se añaden a las dificultades que atraviesan los docentes tanzanos. El reciente Congreso del TTU examinó en profundidad la mejor manera de abordar estos retos y aplicar una serie de iniciativas de acción inmediata.

Este importante estudio ayudó al TTU a abrir un debate público sobre cuestiones fundamentales, demostrando a todas las afiliadas de la IE la importancia de llevar a cabo actividades de investigación independientes.

Para descargar una copia del estudio del TTU, visite: www.hakielimu.org