Ei-iE

Comentarios de la Internacional de la Educación sobre el Informe global relativo al trabajo infantil de la OIT 2006 “La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance”

publicado 16 mayo 2006 actualizado 16 mayo 2006

“La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance” es el segundo Informe publicado por la OIT desde 2002, en el marco de la Declaración de Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo. La finalidad del Informe es analizar y demostrar los progresos realizados sobre la problemática del trabajo infantil a lo largo de los últimos cuatro años así como indicar los futuros planes de la OIT para abordar el problema. La IE acoge con interés este Informe y considera que es una contribución importante a los esfuerzos para luchar y prevenir el trabajo infantil.

Comentarios generales:

En relación con el Informe de 2002 “Un futuro sin trabajo infantil”, el Informe de este año es menos descriptivo y está más orientado a dar soluciones. Proporciona la comparación de los datos sobre un determinado período y un análisis de la envergadura y el alcance del trabajo infantil en todo el mundo.

El Informe propone orientaciones, estrategias y pasos prácticos para eliminar el trabajo infantil. Asimismo, considera la educación y las asociaciones a escala mundial como dos áreas esenciales. La Internacional de la Educación (IE) trabaja en ambas áreas y puede proporcionar una experiencia valiosa.

Se menciona de manera clara y reiterada la importancia de la educación en la lucha contra el trabajo infantil. Este hincapié en la educación es, a juicio de la IE, muy importante, ya que se centra en el enfoque de la lucha contra el trabajo infantil. Además, este hincapié en la educación también fomenta la cooperación entre los que trabajan activamente en la lucha contra el trabajo infantil y los que trabajan en el sector de la educación así como las acciones que se llevarán a cabo en los dos ámbitos. Las estrategias de lucha contra la pobreza, los ODM y la iniciativa Educación para Todos (EPT) han sido definidos como los marcos principales en los que deberán desarrollarse las estrategias que recurren a la educación para eliminar el trabajo infantil.

Es interesante observar que el hincapié que se hace en el vínculo entre trabajo infantil, EPT y VIH/SIDA se perfila como una cuestión para el futuro. La IE lo apoya como una prioridad para la OIT en los próximos años.

Geográficamente, la atención se centra principalmente en el continente africano, donde se concentran los índices más altos de trabajo infantil. Este enfoque interesa a la Internacional de la Educación en la medida en que más de 25 de sus afiliados en cerca de 20 países están aplicando el programa de EPT/SIDA.

El Informe pide fijar el ambicioso objetivo de eliminar las peores formas de trabajo infantil para 2016 y, para avanzar en este sentido, establecer medidas mundiales apropiadas con plazos para cumplirlos antes de finales de 2008. Esta meta abre las puertas a una colaboración más estrecha entre la OIT y los agentes clave, tales como la IE. Sin embargo, la IE hace hincapié en que no sería apropiado ocuparse únicamente de las peores formas de trabajo infantil. Se requiere un enfoque amplio, poniendo énfasis en la garantía de que todos los niños y niñas permanezcan en el sistema escolar y la prevención para que estos niños y niñas no caigan gradualmente en el trabajo infantil.

El papel central de las organizaciones de los trabajadores/as

El Informe reconoce claramente el importante papel desempeñado por los sindicatos en la lucha contra el trabajo infantil: “Los sindicatos han sido una fuerza impulsora en la lucha contra el trabajo infantil, han movilizado y organizado a los trabajadores en torno al tema del trabajo infantil”. Las organizaciones sindicales “han sido, históricamente, las pioneras en promover las normas internacionales del trabajo, incluidas las relativas a la prohibición del trabajo infantil”.

Sin embargo, las actividades concretas de la OIT en cooperación con las organizaciones sindicales siguen siendo endebles comparadas a las acciones realizadas en cooperación con las organizaciones de empleadores, tales como el programa comercial del sector de la agricultura. Definitivamente hay muchas posibilidades de mejora para fortalecer las relaciones de trabajo con el movimiento laboral, incluido el sector de la educación.

El Informe destaca el papel significativo de la IE como parte del movimiento mundial contra el trabajo infantil. Sin embargo, se considera a la IE esencialmente como promotora de la EPT. También podría hacerse hincapié en el trabajo de la IE para promover los derechos de los docentes del mundo entero. La IE representa a más de 33 millones de docentes que se encuentran en la posición clave y el entorno adecuado para luchar contra trabajo infantil. Su papel puede abarcar desde la prevención hasta la supervisión del trabajo infantil, desde ejercer presión a favor de las reformas gubernamentales hasta defender la causa a nivel nacional e internacional.

Educación y trabajo infantil

La importancia de la educación El Informe reconoce repetidamente el importante papel de la educación en la eliminación del trabajo infantil. Esta importancia se ilustra de diversas maneras y desde varias perspectivas, y también con ejemplos específicos. La educación se considera generalmente como el instrumento necesario para eliminar el trabajo infantil.

La educación en el marco de los ODM La eliminación del trabajo infantil y la lucha contra la pobreza a través del desarrollo económico y social van de par. Los vínculos entre el trabajo infantil y los ODM son muchos y a veces directos, como en el caso de la lucha contra la pobreza (ODM 1) y la educación para todos (ODM 2).

Educación para Todos Se reconoce con toda claridad la vinculación existente entre la eliminación del trabajo infantil y la EPT. El Informe indica que "Quizás el progreso más grande haya sido el reconocimiento del vínculo entre la eliminación del trabajo infantil y la Educación para Todos (EPT)".

Se ha creado un Grupo especial mundial sobre el trabajo infantil y la educación (integrado por OIT, UNESCO, UNICEF, el Banco Mundial y la Marcha Mundial contra el Trabajo Infantil). En el futuro también se incluirá al PNUD y la IE.

El Informe indica que hay pocos progresos en el logro de las metas de la EPT, y reconoce que la OIT no ha desarrollado ninguna acción en esta área en particular. La IE desea hacer hincapié en los grandes y numerosos esfuerzos que se estén haciendo para lograr la EPT. Los sindicatos de docentes del mundo entero han señalado que la EPT es su objetivo principal para los próximos años y están preparados para incluir la acción contra el trabajo infantil. Es una excelente oportunidad para que la IE coopere con el Programa IPEC de la OIT a nivel internacional y haga participar a sus afiliados para que se sitúen a la cabeza de esta problemática.

La EPT como prevención contra el trabajo infantil y retener a los niños en la escuela El Informe hace hincapié en que la enseñanza gratuita y obligatoria de buena calidad es un elemento clave en la prevención del trabajo infantil; que el trabajo infantil es uno de los principales obstáculos para que los niños y niñas asistan de tiempo completo a la escuela; y, en el caso del trabajo a tiempo parcial, evita que los niños y niñas aprovechen plenamente el tiempo que pasan en la escuela.

En este contexto, la EPT y los esfuerzos por eliminar el trabajo infantil deben realizarse conjuntamente. En nuestra opinión, sería sumamente provechoso integrar el trabajo infantil en las actividades de la IE en el ámbito de la EPT.

Integrar la cuestión de género en la educación El Informe también incluye una perspectiva de género al abordar las cuestiones de la educación y el trabajo infantil, proporciona datos desagregados por sexo y examina algunas intervenciones fundamentales para fomentar la asistencia de las niñas a la escuela. No obstante, indica que los países avanzan poco en esta área, en la que también podría ayudar la IE.

Educación de calidad y educación no formal (ENF) como instrumento contra el trabajo infantil El Informe hace varias observaciones notables (y observaciones positivas para la IE) respecto al papel de la educación no formal (ENF). Indica que la “ENF ha llegado a convertirse en una educación de segunda categoría e incluso en un sistema paralelo que compite con el sistema de educación formal. Ha llegado la hora de que se proceda a una evaluación detallada de los sistemas de educación no formal para comprobar si se los ha sobrevalorado como solución al problema del trabajo infantil”. Un punto de vista que la IE puede compartir. Además, demasiadas ONG han incorporado este campo con buenas intenciones, pero sin soluciones sostenibles. No obstante, hay aspectos que pueden dejar enseñanzas para el sector formal.

Iniciativa Bolsa Escola El Informe observa que la "iniciativa Bolsa Escola" se ha adaptado a las especificidades de cada país, principalmente en América Latina, y se han desarrollado sistemas de apoyo al ingreso mínimo para fomentar la asistencia escolar (MISA, por sus siglas en inglés) de los niños de los hogares beneficiarios. Además de su éxito inicial y continuas evaluaciones positivas, parece que los sistemas MISA "serían ineficaces en caso de faltar suficientes instalaciones educativas adecuadas para absorber la creciente demanda de escolarización" ya que tratan el problema únicamente desde el punto de vista de la demanda. Además, no es financieramente viable para todos los países y tiene que considerarse como una herramienta solamente en un contexto de erradicación de la pobreza.

Algunos ejemplos de los países en donde la educación ha desempeñado un papel decisivo en la reducción del trabajo infantil

El Informe menciona algunos ejemplos de los países en donde el énfasis en la educación ha tenido una influencia directa y positiva en la reducción del trabajo infantil. La IE considera que los ejemplos de Malasia, Tailandia, Turquía y China deberían ser seguidos por otros países.

VIH/SIDA El Informe aborda la EPT y el SIDA como cuestiones globales y como los principales obstáculos que impiden eliminar el trabajo infantil y alcanzar el desarrollo. Esta claramente de manifiesto que es una oportunidad para que la IE ayude e intervenga. Sería particularmente útil encontrar sinergias con el actual programa de EPT/SIDA, que la IE está aplicando y el programa sobre trabajo infantil. Estas sinergias deberán desarrollarse más.

Investigación El Informe menciona el estudio realizado en Brasil, Kenia, Líbano, Sri Lanka y Turquía, el cual analiza las diferencias existentes entre los niños que trabajan y los que no trabajan en cuanto al aporte escolar. Este tipo de estudios son sumamente importantes, ya que permiten análisis detallados, determinan las necesidades reales y señalan las actividades potenciales en relación con los niños y niñas que trabajan. Por tanto, los estudios sobre la educación como éstos son enormemente útiles para la IE y sus afiliados. Además, podría desarrollarse la investigación temáticamente centrada con la ayuda de la red de la IE.

Asociaciones a escala mundial La necesidad de asociaciones a escala mundial para eliminar el trabajo infantil está claramente de manifiesto. El Grupo especial sobre el Trabajo infantil y la Educación es un ejemplo. La IE necesita ser uno de los socios clave para la defensa y a nivel operativo y está preparada para desempeñar su parte en estas asociaciones.

El papel de los docentes La situación de los docentes como trabajadores y trabajadoras también se menciona en el Informe: “Cabe recordar que el personal docente también tiene derechos en el trabajo que es indispensable respetar para lograr mejoras cualitativas; sus representantes deben ser escuchados y sus organizaciones tienen un papel importante que desempeñar en los esfuerzos en pro de la educación para todos y la eliminación del trabajo infantil.”

El Informe también observa la importancia de promover la participación de los niños y niñas en la lucha contra el trabajo infantil. “Actualmente, los maestros organizan debates sobre el trabajo infantil en sus clases y colaboran en la detección de los niños y niñas que tienen un bajo rendimiento académico debido al número de horas que trabajan fuera de la escuela’. El papel de los docentes en esta área es decisivo y todavía hay mucho por desarrollar.

En general, la posible cooperación futura con la OIT no debe considerarse solamente como la participación de la IE en los esfuerzos para eliminar el trabajo infantil. También podría enfocarse como una manera de trabajar conjuntamente con la OIT en la promoción de la situación de los docentes como protagonistas fundamentales en la erradicación de la pobreza.

La supervisión del trabajo infantil y los docentes Esta puede ser otra excelente oportunidad para que la IE coopere con el Programa IPEC de la OIT. Como lo muestra el Informe, hay ejemplos de docentes que desempeñan un papel muy importante en el Sistema de supervisión del trabajo infantil (p.ej., en los proyectos del café y la agricultura de América Central). Especialmente en el contexto de un enfoque de “supervisión comunitaria”, los docentes son protagonistas fundamentales en la supervisión del trabajo infantil. Esta área de trabajo debe ser más desarrollada.

Conclusiones:

  • La IE considera que este informe es un paso adelante importante. Aborda la esperanza de un futuro sin la lacra del trabajo infantil.
  • El Informe proporciona una base para actuar en cooperación.
  • La IE desea participar y acoge con satisfacción el enfoque positivo de la OIT.
  • La educación es un instrumento fundamental en la prevención del trabajo infantil. La IE y sus afiliados insisten en:
    • la necesidad de suministrar una educación de calidad por docentes que tengan una buena formación y cuenten con los recursos apropiados;
    • la educación debe ser gratuita para permitir a todos los niños y niñas asistir a la escuela;
    • la educación es un servicio público y no debe ponerse en manos de intereses privados ni de empresas.