Ei-iE

Copenhague 2009- Los sindicatos toman medidas contra el cambio climático

publicado 22 diciembre 2009 actualizado 22 diciembre 2009

Crear un plan de estudios ecológico, reciclar en la escuela, compartir recursos educativos respetuosos con el medio ambiente, crear jardines comunitarios, abonar el patio de la escuela, ayudar a los estudiantes a desarrollar proyectos científicos sobre ahorro energético, limpiar el hábitat local, crear asociaciones educativas sobre medio ambiente, ofrecer un desarrollo profesional positivo tanto para los ciudadanos como para el planeta...

Todas estas iniciativas reflejan claramente que, en muchas ocasiones, los ciudadanos van muy por delante de los políticos. En el ámbito del cambio climático, los docentes del sector público están claramente en vanguardia.

Gracias a la dedicación de muchos docentes y sindicatos de la educación progresistas, en muchas aulas de todo el mundo, los niños ya están aprendiendo nuevas formas de pensar en nuestra relación con la naturaleza y la relación entre las personas.

Ahora que todas las miradas están puestas en la importante conferencia sobre cambio climático de este mes en Copenhague, la IE sigue promoviendo nuestras innovadoras posturas sobre el papel central de los docentes y sus sindicatos a la hora de forjar economías sostenibles y comunidades saludables.

En la IE siempre hemos creído que la educación puede liderar el camino hacia una sociedad respetuosa con el medio ambiente. Por eso apoyamos firmemente el proceso mientras los líderes internacionales siguen trabajando por un nuevo acuerdo post-Kioto para limitar los gases de efecto invernadero y reducir las desastrosas consecuencias del cambio climático. El trabajo realizado por los Sindicatos Mundiales y la OIT en materia de Empleos Verdes es fundamental para alcanzar resultados.

En un reciente foro de liderazgo de las Naciones Unidas, el Secretario General, Ban Ki-Moon, dijo ante más de 100 líderes mundiales que el cambio climático es el tema geopolítico y económico más importante del siglo XXI.

“Reescribe la ecuación global del desarrollo, la paz y la prosperidad. Aumentará la presión sobre el agua, la tierra y la alimentación. Revertirá años de desarrollo, exacerbará la pobreza, desestabilizará a los estados débiles y destruirá gobiernos".

“Algunos dicen que luchar contra el cambio climático implica un precio muy alto. Se equivocan. Lo cierto es lo contrario. Pagaremos un precio demasiado alto si no actuamos ahora”. “El cambio climático nos une de forma más directa y dramática que cualquier otro problema. Es el momento de actuar conjuntamente. Puede que la historia no nos ofrezca una oportunidad mejor”.

Para solucionar la crisis del cambio climático y la crisis económica se requiere una cooperación sin precedentes y un liderazgo enérgico de los gobiernos de todo el mundo, junto con el apoyo activo de un enorme abanico de actores sociales, incluido el movimiento sindical internacional, que se encuentra en unas condiciones únicas para contribuir de forma significativa a la lucha por el medio ambiente.

Los docentes sindicalistas están totalmente comprometidos con este problema y harán todo lo posible por ayudar a encontrar soluciones. En el sector de la educación superior, los investigadores trabajan sin descanso en la búsqueda de nuevas vías para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Otros docentes cuentan con capacidades distintas para trabajar por una sostenibilidad económica y una recuperación global.

La IE y sus afiliadas insisten en que el cambio climático es una cuestión sindical. Los sindicatos de la educación están empezando a participar en convenios colectivos con el fin de tomar medidas para reducir la huella de carbono en sus escuelas y sus instituciones. Algunas afiliadas ya están contratando representantes medioambientales para promover políticas y prácticas positivas para el medio ambiente.

Cambiar nunca es fácil. Pero en un momento en el que nos enfrentamos a varias crisis mundiales, nunca ha sido tan importante que trabajemos con un espíritu común de voluntad y solidaridad en la creación de un nuevo acuerdo con el fin de frenar el cambio climático. Los docentes creen y esperan que Copenhague 2009 sea un momento clave en el camino de la historia recorrido hasta hoy.

Por Fred van Leeuwen.

Este articulo fue publicado en Mundos de la Educación, No. 32, diciembre 2009.