Ei-iE

Orígenes e historia

publicado 16 junio 2017 actualizado 29 abril 2021

Orígenes

La historia de las organizaciones internacionales de docentes se remonta a 1912 con el establecimiento en Bélgica del Comité Internacional de Federaciones Nacionales de Docentes de las Escuelas Públicas. En 1923 se fundó en San Francisco una segunda organización, la Federación Mundial de Asociaciones de Educación (WFEA). Y en 1926 se crearonotras dos organizaciones, la Federación Internacional de Asociaciones de Maestros y el Secretariado Profesional Internacional de los Docentes. Sin embargo, a pesar del gran número de docentes en el mundo, ninguna de estas organizaciones era de grandes dimensiones. Su membresía estaba concentrada en Europa y América del Norte.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el movimiento sindical mundial, que incluía a las organizaciones de docentes, se reorganizó. Siguiendo el espíritu de cooperación de los Aliados durante la guerra, en octubre de 1945 se fundó la Federación Mundial de Sindicatos (FSM) que tenía una membresía de orígenes y orientaciones muy diferentes.

No obstante, rápidamente quedó claro que la organización estaba controlada “desde arriba” por el Partido Comunista Soviético. Los sindicatos libres e independientes de las centrales nacionales abandonaron la FSM y, junto con unos pocos que no habían formado parte de ella, crearon la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL) en 1949.

Las organizaciones de sindicatos por sectores, los Secretariados Profesionales Internacionales (SPI, rebautizados como “Federaciones Sindicales Mundiales” en 2002), aparte de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), eran bastante débiles o estaban en hibernación durante la Guerra. La ITF se negó a renunciar a su autonomía y a someterse al control de la FSM. Su independencia también ayudó a quienes deseaban crear un movimiento sindical global democrático.

Aunque nunca hubo vínculos orgánicos entre la CIOSL y los SPI, compartían los mismos valores y cooperaban en muchos temas. Se solía referir a estos dos tipos de organizaciones, interprofesionales y sectoriales/laborales como “la familia de la CIOSL”.

Un tercer grupo de organizaciones sindicales internacionales estaba inspirado en las enseñanzas sociales cristianas. La Federación Internacional de Sindicatos Cristianos (FISC) fue creada en 1920 y reemplazada por la Confederación Mundial del Trabajo (CMT) en 1968. Aunque la CMT se consideraba a sí misma de inspiración espiritual, su membresía ya no se limitaba a las organizaciones cristianas.

A nivel sectorial, la FSM tenía Uniones Sindicales Internacionales (UIS) que estaban controladas por la FSM y eran una parte integrante de ella. La Unión Sindical Internacionalde los docentes era y es la Federación Internacional de Sindicatos de la Enseñanza (FISE). La CMT también tenía estructuras sectoriales denominadas “Acción Profesional”. La Confederación Sindical Mundial de la Enseñanza (CSME), después de formar parte de un organismo del sector público, se convirtió en una estructura independiente para los docentes dentro de la CMT.

Además de la FSM/FISE y el organismo cristiano del sector público,después de la guerra, la WFEA creció y pasó a llamarse Organización Mundial de la Profesión Docente (WOTP) en 1946 y, junto a otros, formó la Confederación Mundial de Organizaciones de Profesionales de la Enseñanza (CMOPE) en 1951. LaFederación Internacional de Sindicatos de Maestros Libres (IFFTU), también creada en 1951, formó parte de la familia de la CIOSL.

Desde sus inicios,la IFFTU se vio a sí misma como una organización sindical, defendió la democracia y participó en la lucha de los sindicatos libres contra la dominación del gobierno, los empleadores, los partidos políticos y la religión. Gran parte de los miembros de la WCOTP, en ese momento mucho más numerosos, se consideraban asociaciones profesionales y no sindicatos. 

Como norma, la mayoría de las primeras organizaciones de docentes, tanto del ámbito nacional como internacional, eran organizaciones profesionales, no sindicatos. No abordaban la negociación colectiva ni participaban en ella. Aun así, en esa época, en la mayoría de los países la ley no permitía que los docentes se organizaran, negociaran o se declaran en huelga.

Esa situación comenzó a cambiar significativamente después de la Segunda Guerra Mundial y muchas organizaciones comenzaron a participar en la negociación colectiva, incluso algunas que anteriormente se habían considerado organizaciones puramente profesionales.

La rivalidad organizativa era fuerte, aunque también había áreas de cooperación. Las diferentes tendencias democráticas por ejemplo, trabajaban juntas en Europa, a menudo con dificultad. Ya en 1969 se formó con ese propósito un comité denominado Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE). Algunos sindicatos nacionales que trabajaban con el CSEE se unieron tanto alaCMOPE  como a la IFFTU. También hubo algunas afiliaciones dobles en los países en desarrollo.

La preparación para la fusión

En Estados Unidos, donde la competencia entre la Asociación Nacional de la Educación (NEA) y la Federación Americana de Docentes (AFT) contaba con una larga tradición y donde había claras diferencias de origen y de concepción entre una organización profesional (NEA) y un sindicato (AFT), también se produjeron cambios en ambas organizaciones que reflejaron las posibilidades cada vez mayores de llevar a cabo una acción sindical en la educación. La NEA manifestó un mayor interés, particularmente en ciertos estados, en la negociación colectiva y la AFT puso un énfasis relativamente mayor en los temas profesionales que en sus inicios. En algunas ciudades importantes hubo incluso fusiones entre las dos organizaciones.

La AFT era miembro de la IFFTU y su presidente, Al Shanker, también fue presidente de la IFFTU, mientras que la NEA fue miembro de la CMOPE  y su presidenta, Mary Futrell, también fue presidenta de la CMOPE .Esta situación, combinada con lo que estaba sucediendo en Europa y en otros lugares, creó un entorno que cambió la naturaleza de los debates y condujo a la unidad.

Los líderes de los dos sindicatos estadounidenses principales acordaron que, a pesar de sus diferencias nacionales, debían explorar las posibilidades de crear una nueva organización a nivel global. Los dos Presidentes desempeñaron un papel importante y persistenteen el establecimiento de las bases para una fusión exitosa. También se contó con un importante compromiso por parte de los respectivos Secretarios Generales de la IFFTU y la CMOPE , Fred Van Leeuwen y Bob Harris, respectivamente, para facilitar el entendimiento y las buenas relaciones y eliminar las barreras a la unificación.

La fundación de la Internacional de la Educación 

El 26 de enero de 1993, la CMOPE  y la IFFTU se fusionaron en una convención que tuvo lugar en Estocolmo, Suecia, para formar la Internacional de la Educación (IE).El Presidente de la AFT, Al Shanker, fue elegido Presidente fundador de la IE y la Presidenta de la NEA, Mary Futrell, fue elegida Presidenta de la IE. El Secretario General de la IFFTU, Fred van Leeuwen, fue elegido Secretario General e inicialmente se centró en la construcción de todas las estructuras de la nueva organización. El Secretario General de la CMOPE , Bob Harris, fue elegido Director Ejecutivo de Relaciones Intergubernamentales, encargado de establecer el papel de la IE como portavoz de los docentes y empleados de la educación en el mundo.

La Confederación Sindical Mundial de la Enseñanza (CSME), de la Confederación Mundial del Trabajo (CMT),no participó en la creación de la IE, pero se adhirióa un proceso que comenzó en 2004 y continuó en 2006. Esto se produjo el mismo año en que la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres y la Confederación Mundial del Trabajo lideraron la unificación de las organizaciones interprofesionales de las centrales nacionales que formaban parte del movimiento sindical democrático mundial para formar la Confederación Sindical Internacional (CSI).

La creación de la IE no solo estableció la organización sindical internacional más grande y poderosa de la historia, sino que reunió las dos poderosas tradiciones de los sindicatos de la educación y las organizaciones profesionales. Durante casi un cuarto de siglo, los sindicatos han fortalecido sus contribuciones para defender y mejorar la profesión docente y la excelencia y el desarrollo profesional han aumentado el alcance y la influencia de los sindicatos.

La fusión proporcionó una unidad basada en un consenso en torno a la idea del sindicalismo libre y la democracia. La organización unificada también aportó grandes avances a nivel político. La nueva organización hizo posible que la educación gratuita y de calidad para todos se convirtiera en una prioridad política mundial.

Como nunca antes, la defensa del derecho a la educación se ha unido a la defensa y el ejercicio de los derechos sindicales para otorgar a la IE y a sus organizaciones miembro la capacidad de representar mejor a todos los trabajadores del sector de la educación y un lugar en la mesa de la política educativa mundial. Reunir estos derechos habilitantes también ha impulsado la promoción eficaz de la cultura, el proceso y la práctica de la democraciapor parte de los sindicatos de la educación.