Ei-iE

Hacer que se escuche la voz de los sindicatos en la revisión de Bejing +15

publicado 25 febrero 2010 actualizado 25 febrero 2010

La Comisión de Naciones Unidas sobre la Condición de la Mujer (CSW) revisará el progreso alcanzado con respecto a los compromisos asumidos en la Plataforma de Acción de Beijing, un marco político global para avanzar la igualdad de género formulado en 1995.

La 54ª sesión de la CSW se celebrará en Nueva York del 1 al 12 de marzo, y reunirá a un número record de participantes, incluidos grupos de trabajadores y grupos de mujeres.

Los representantes de la Internacional de la Educación no faltarán a este importante evento, como parte de la delegación sindical conjunta, junto con la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Internacional de Servicios Públicos (ISP). Se ha presentado una Declaración Sindical al Secretario General de la ONU bajo el título “Mujeres en la Economía Global en Epoca de Crisis”.

El 4 de marzo se celebrará un seminario sobre este tema, uno de los actos paralelos de la CSW, organizado conjuntamente con Union Network International (UNI), fuera del complejo de la ONU. El objetivo es poner sobre la mesa cuestiones críticas y brindar oportunidades adicionales de intercambio de información y creación de redes.

Este evento también permitirá que las mujeres sindicalistas de todo el mundo participen en un diálogo con los representantes de las ONG, los movimientos de mujeres y los gobiernos. Comenzará con las presentaciones de los expertos y se promoverá el debate sobre las consecuencias de las diversas crisis relacionadas con los alimentos, la economía, el empleo y el clima sobre las perspectivas de las mujeres a la hora de alcanzar una vida decente.

El 5 de marzo, la delegación organizará además otro seminario sobre la revisión sindical de Beijing +15, desde la perspectiva de los países, en el que se evaluarán los resultados de cada país desde el punto de vista de los sindicatos.

Quince años después de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, que pretende lograr la plena participación de las mujeres en el proceso de decisiones como condición fundamental “para alcanzar la igualdad, el desarrollo y la paz”, aún es necesario superar obstáculos nuevos y otros existentes, como la diferencia de género en la educación primaria, la desigualdad en la paga, el desempleo y la violencia contra las mujeres.

“Hemos experimentado un importante progreso para las mujeres, tanto en los sindicatos como en la educación. Sin embargo, debemos seguir trabajando en ello, porque la experiencia me dice que es muy fácil retroceder”, dijo la presidenta de la IE Susan Hopgood.

Ésta es la razón por la que la IE va a organizar la primera Conferencia Mundial de la Mujer en Bangkok, el próximo mes de mayo.

Para más información sobre la labor de la IE en la CSW de la ONU, consulte los enlaces de abajo.