Ei-iE

Huelga general en España: No más recortes de salarios, derechos sociales y dignidad

publicado 29 septiembre 2010 actualizado 29 septiembre 2010

El 29 de septiembre los sindicatos españoles han llamado a la huelga general a todo el país. El objetivo es oponerse a la reforma laboral y de las pensiones del gobierno Zapatero.

Con un 20% de paro y 500.000 personas más desempleadas en lo que va de año, el gobierno español ha puesto en marcha la aplicación de medidas de austeridad sin precedentes en la historia democrática de este país. Medidas que, para los sindicatos, van mucho más allá de lo necesario y que han sido calificadas como las más duras de Europa.

Los llamados “paquetes de medidas” están teniendo un efecto negativo en las condiciones de trabajo de los docentes y en el sistema educativo público en su totalidad. Incluyen recortes en los salarios, congelación de las pensiones y un incremento de la edad de jubilación a los 67 años para los trabajadores públicos. Previsiblemente se eliminará la jubilación anticipada del profesorado, no negociándose la prórroga anteriormente recogida por ley.

La reducción de los salarios del funcionariado y la congelación de las pensiones no será lo único. Además, varios gobiernos autonómicos están aprobando, vía Decreto-Ley, la reorganización del sector público con Agencias Empresariales, un paso a la privatización de lo público con fórmulas de gestión privada.

La reforma laboral erosiona los fundamentos de la negociación colectiva adquiridos por el pueblo español tras años de lucha sindical. En primer lugar, abaratando el despido y reduciendo las indemnizaciones a la mitad. Además, existe el peligro de que los Expedientes de Regulación Laboral, que implican un descenso en el número de horas en aquellas empresas afectadas por la crisis, se conviertan en simples despidos al amparo de la nueva reforma laboral.

Ante esta situación, los tres principales sindicatos de la educación: FECCO, FETE-UGT y STEs han unido fuerzas para movilizar a la población y oponerse masivamente a la actitud sumisa del gobierno Zapatero que ha cedido a la presión de los mercados y las instituciones financieras.

En palabras del Secretario General de FECCO, José Campos, el Gobierno español "hasta hace pocos meses rechazaba tomar medidas negativas contra trabajadores y políticas sociales. Pero posteriormente ha traicionado sus propias posiciones adoptando “paquetes de medidas”: reducción salarial, reforma laboral, modificaciones presupuestarias que han afectado a la educación y las que está preparando sobre jubilación y pensiones que hacen inevitable la huelga”.

Por su parte, el Secretario General de FETE-UGT, Carlos López, añadió: “El día 29 de septiembre yo iré a la huelga, porque como ciudadano deseo manifestarle al Gobierno que los trabajadores no somos los culpables de esta crisis y por tanto no debemos ser los paganos de la misma. No queremos decretazos en la función pública, ni recorte de las pensiones ni cualquier otra reforma laboral que suponga un paso atrás para los trabajadores/as de nuestro país".

Para el sindicato STEs esta huelga general no es sólo un episodio más en la lucha del movimiento sindical contra las políticas neoliberales imperantes, sino un momento crucial que determinará el desarrollo de los acontecimientos políticos y sociales, así como las condiciones de vida del pueblo español en el futuro.