Ei-iE

República Checa: expertos en educación inclusiva dimiten ante la inactividad del Gobierno

publicado 8 junio 2011 actualizado 8 junio 2011

La IE ha expresado su preocupación ante la dimisión de más de 50 expertos de un Grupo de Trabajo del Ministerio de Educación checo que se suponía debía diseñar un plan para mejorar la educación de los niños desfavorecidos.

Los expertos han tomado esta decisión sin precedentes porque alegan que el Ministro de Educación checo para Asuntos Públicos, Josef Dobeš, ha prestado una atención insuficiente a la hora de tomar medidas concretas para apoyar a los alumnos discapacitados y a los alumnos gitanos.

En su declaración de dimisión, los expertos observaron que: “Bajo el actual liderazgo del Ministerio de Educación, se está volviendo cada vez más evidente que la educación inclusiva seguirá siendo pura retórica.” Los expertos han descartado una futura colaboración con el Ministerio de Educación a menos que cambie radicalmente de enfoque.

El Grupo de Trabajo de expertos se estableció en primavera de 2010 para ayudar a implementar un Plan de Acción Nacional sobre Educación Inclusiva (NAPIV). No obstante, desde que Dobeš asumió el cargo, el grupo se ha reunido una sola vez. Además, el Ministro desactivó el departamento que estaba diseñando el plan para incluir en la educación establecida a niños con dificultades.

Hasta el 30% de los niños gitanos terminan apuntándose a escuelas “prácticas” (anteriormente denominadas “especiales”), a menudo debido a su pobre contexto social. Según el NAPIV, el número de auxiliares docentes debería aumentarse en las escuelas de enseñanza elemental, y tendría que establecerse un sistema para definir los materiales y el apoyo a los que un niño tiene derecho en relación con el grado de su discapacidad.

La República Checa ha sido internacionalmente criticada por la segregación infantil, en especial en un juicio en 2007 por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que concluyó que la República Checa había violado los derechos de 18 niños gitanos al apuntarlos injustificadamente en “escuelas especiales”.

La IE insta a las autoridades nacionales a que garanticen que todos los niños y niñas tengan acceso a una educación de calidad, proporcionando a los docentes una formación profesional apropiada, y a los estudiantes con necesidades especiales las herramientas adecuadas.