Ei-iE

La agenda neoliberal, una mala influencia para la crisis

publicado 15 noviembre 2011 actualizado 18 noviembre 2011

Un nuevo documento de investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluye que la “buena gobernanza” – tal y como la definen los indicadores del Banco Mundial favorables al mercado – y la liberalización del mercado financiero han tenido ambas un efecto considerablemente negativo en el rendimiento de los países durante la crisis.

El estudio llevado a cabo por los investigadores Donato Masciandaro, Rosaria Vega Pansini y Marc Quinty, titulado “The Economic Crisis: Did Financial Supervision Matter?", examina el efecto de la regulación del sector público – tal y como lo mide el Banco Mundial. Descubrieron que los países que siguieron el modelo del Banco Mundial, de una regulación favorable al mercado, rindieron peor que otros: “Esta variable es negativa y sumamente significativa”, afirma el informe.

La liberalización del sector bancario produjo los mismos resultados. Los investigadores encontraron que: “Los coeficientes significativamente negativos indican que los países que más liberalizaron sus sistemas financieros fueron los que más afectados se vieron por la crisis bancaria y económica."

El documento resume estas conclusiones de manera sencilla: “Los países con las mejores clasificaciones en términos de un marco regulador del sector público, así como aquellos países con la desregulación financiera de mayor envergadura, fueron los más afectados desde el punto de vista económico."

El documento también hace referencia a los resultados parecidos de otro estudio llevado a cabo por economistas del Banco Central Europeo ("Market freedom and the global recession", de Domenico Giannone, Michele Lenza y Lucrezia Reichlin ), cuyos autores concluyeron: “En la reciente crisis, los países que obtuvieron las mejores puntuaciones en términos de calidad de regulación también han sido los menos resilientes a la recesión mundial. Directamente relacionado a esto, el grado de regulación bancaria parece ser especialmente significativo: una mayor desregulación bancaria guarda una relación negativa con la resiliencia económica de los países."

Las indicaciones de estos resultados son manifiestas: las mayores restricciones en las actividades de los bancos parecen haber reducido la probabilidad de sufrir la reciente crisis financiera. “Con la publicación de estos documentos de investigación, las conclusiones que se han extraído son claras: ¡Es hora de salvar los empleos de los trabajadores y trabajadoras de todo el planeta, que luchan para ganarse el sustento, no la riqueza de los banqueros!”, dijo Fred van Leeuwen, Secretario General de la IE.