Ei-iE

Juntos contra el estrés docente

publicado 23 noviembre 2011 actualizado 19 diciembre 2011

El Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE), habiendo finalizado un proyecto de investigación sobre estrés laboral del profesorado, presentó los resultados de una encuesta de ámbito europeo durante la conferencia celebrada en Berlín los días 18 y 19 de noviembre.

El proyecto se puso en marcha en 2010 con la idea de evaluar, comparar y medir el estrés laboral docente en los 27 Estados miembros de la UE más Islandia, Noruega y Suiza, países miembros de la AELC.

El estudio, titulado Teachers' work-related stress: European-wide Survey - Assessment, Comparison and Evaluation of the Impact of Psychosocial Hazards on Teachers at their Workplace in the EU(Estrés laboral docente: encuesta de alcance europeo. Medición, comparación y evaluación, en la UE, de los efectos de los riesgos psicosociales en el profesorado en el centro de trabajo), contó con fondos proporcionados por la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea.

La encuesta corrió a cargo del FFAS (Centro de investigación en medicina laboral y social) y se llevó a cabo en 500 centros escolares, con la coordinación y colaboración de organizaciones miembros del CSEE.

La conferencia reunió a representantes del CSEE, afiliadas de los países de la UE, la AELC y países candidatos, así como empleadores del sector de la educación.

El doctor Matthias Nübling, del FFAS, fue el encargado de divulgar los resultados del estudio. En paralelo, se realizaron dos presentaciones de organizaciones europeas, a cargo de Malgorzata Milczarek, de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y Agnès Parent-Thirion, de Eurofound.

Completaron el programa varias presentaciones de buenas prácticas para el uso de los resultados de la encuesta. Entre los oradores principales estuvieron Andreas Horst, del Ministerio alemán de Trabajo y Asuntos Sociales, y Stefanie Kaempf, de la Autoridad Administrativa Regional de Friburgo (Alemania).

Ronnie Smith, presidente del CSEE, relacionó el estrés laboral docente con sus efectos en la calidad de la educación: “El estrés no sólo perjudica a los trabajadores —docentes y personal educativo—, sino que también repercute en los alumnos, poniendo en peligro la calidad y eficacia de la enseñanza”.

La encuesta del CSEE, según indicó Matthias Nübling, representante del FFAS, encontró tipos de factores de estrés específicos de la profesión docente. “El ruido y la obligación de forzar la voz contribuyen a incrementar los niveles de desgaste profesional docente, pudiendo llegar a generar estrés laboral”, advirtió.

Así y todo, Nübling concluye que, trabajando juntos sindicatos y empleadores de la educación en la resolución del problema de la carga de trabajo docente, es posible afinar sin esfuerzo la evaluación de riesgos en el lugar de trabajo.

Los participantes también discutieron el documento de política del CSEE sobre estrés laboral, antes de su próxima presentación al Comité de diálogo social europeo para la educación.

Charles Nolda, de la Federación Europea de Empleadores de la Educación, confirmó el interés patronal en incorporar el estrés laboral en el temario de la agenda conjunta del Comité de diálogo social europeo de la educación.

El informe del estudio y el folleto del proyecto del CSEE se publicarán, a principios de 2012, en la página web de seguridad y salud laboral del CSEE.