Ei-iE

PISA 2012: déficit de educación financiera entre los estudiantes

publicado 11 julio 2014 actualizado 15 julio 2014

Numerosos jóvenes tienen nociones confusas en lo que concierne a cuestiones de dinero, según el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) de 2012, publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Alrededor de uno de cada siete alumnos de los 18 países y economías de la OCDE que participaron en la primera evaluación internacional del PISA de la OCDE sobre educación financiera son incapaces de tomar incluso decisiones simples sobre el gasto de todos los días, y solamente uno de cada 10 puede resolver tareas financieras complejas.

Aproximadamente 29.000 alumnos/as de 15 años participaron en la prueba, que evalúa los conocimientos y competencias de los adolescentes en el tratamiento de las cuestiones financieras, tales como la comprensión de un estado de cuenta bancario, el costo a largo plazo de un préstamo, o saber cómo funciona un seguro.

“El desarrollo de competencias y conocimientos en materia financiera es esencial ahora que las personas tienen mayores responsabilidades a una edad cada vez más temprana en lo relativo a riesgos financieros que afectan a su futuro”, señaló el Secretario General de la OCDE Ángel Gurría, en la presentación del informe, el 7 de julio en París, Francia, conjuntamente con S.A.R. la Reina Máxima de los Países Bajos, designada Defensora Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para las Finanzas Inclusivas para el Desarrollo y Presidenta Honoraria de la Asociación Mundial para la Inclusión Financiera del G20.

El resumen ejecutivo del informe señala que las cuestiones financieras forman parte de la vida cotidiana de muchos/as jóvenes de 15 años, que ya son consumidores de servicios financieros tales como cuentas bancarias con acceso a servicios de pago en línea. A medida que se aproximan al final de la enseñanza obligatoria, los estudiantes también se encontrarán ante decisiones financieras complejas y difíciles. Una de sus primeras decisiones importantes puede ser la de elegir si desea continuar estudios formales y la forma de financiarlos.

La educación financiera: un conocimiento fundamental para la vida

La educación financiera es, pues, un conocimiento fundamental para la vida, y es una prioridad del programa político mundial, afirma también el informe. La disminución de los sistemas de bienestar social, los cambios demográficos y el aumento de la sofisticación y la expansión de los servicios financieros han contribuido a una mayor sensibilización con respecto a la importancia de garantizar que los ciudadanos y consumidores de todas las edades cuenten con una cultura financiera.

“Algunos gobiernos han comenzado a desarrollar estrategias y políticas a fin de que sus ciudadanos posean los conocimientos y competencias que necesitan a lo largo de su vida”, afirmó Gurría. “Hay que darle mayor prioridad en la agenda política para que los ciudadanos estén preparados para un mundo financiero cada vez más complejo.”

El informe también añade que Shanghai-China tuvo el puntaje medio más alto en educación financiera, seguida de la Comunidad flamenca de Bélgica, Estonia, Australia, Nueva Zelanda, la República Checa y Polonia.

Brecha de género en matemáticas

Asimismo, subraya que la brecha de género en la educación financiera fue mucho menor que en las pruebas del programa PISA de la OCDE en matemáticas o lectura, sin diferencias significativas entre el desempeño de hombres y mujeres, excepto en Italia.

Sin embargo, existen diferencias de género preocupantes en las actitudes de los estudiantes hacia las matemáticas, ya que según el informe: aun cuando las jóvenes se desempeñan tan bien como los jóvenes varones en matemáticas, muestran menos perseverancia, menos motivación para aprender esta asignatura, menos convicción en sus propias habilidades matemáticas y niveles más altos de ansiedad en relación con las matemáticas. Mientras que la joven media presenta un desempeño por debajo del joven varón medio, la brecha de género en favor de los jóvenes varones es aún mayor entre los estudiantes que alcanzan mayores niveles de estudios. Según el informe, estos resultados tienen implicaciones graves no solamente para la educación superior, donde las mujeres jóvenes ya tienen una representación insuficiente en el estudio de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, sino también más adelante, cuando estas mujeres se incorporan al mercado de trabajo.

Otras influencias

La brecha de la desigualdad también refleja esta situación en las principales asignaturas escolares: los estudiantes más favorecidos desde el punto de vista socioeconómico presentan resultados muy superiores en relación con la media de estudiantes menos favorecidos, entre los países y las economías participantes de la OCDE. Los estudiantes no inmigrantes también presentaron un desempeño ligeramente mejor que los alumnos inmigrantes, ambos con una situación socioeconómica similar. La brecha entre los dos grupos es mayor que la media de la OCDE en la Comunidad Flamenca de Bélgica, en Estonia, Francia, Eslovenia y España.

La encuesta también reveló que las habilidades en matemáticas y lectura están íntimamente relacionadas con la educación financiera. Sin embargo, una alta competencia en uno de estos ámbitos no siempre es señal de un buen desempeño en conocimientos financieros.

Del mismo modo, los países que se desempeñan bien en matemáticas o lectura también presentan un buen desempeño en educación financiera. Sin embargo, Australia, la República Checa, Estonia, la Comunidad flamenca de Bélgica y Nueva Zelanda muestran una puntuación ligeramente más alta en educación financiera que lo que podría preverse debido a su desempeño en matemáticas y lectura. Por el contrario, los estudiantes en Francia, Italia y Eslovenia presentan un desempeño ligeramente inferior de lo previsto en materia de educación financiera. Los resultados no son concluyentes sobre el mejor enfoque a adoptar para mejorar la educación financiera en esta etapa. La OCDE está investigando cómo abordar esta cuestión en el futuro.

IE: la educación financiera ayuda a los estudiantes a ser ciudadanos informados y acceder a un futuro prometedor

“Equipar a los ciudadanos con las conocimientos y competencias necesarias para alcanzar su máximo potencial, participar en una economía mundial cada vez más interconectada y, en última instancia, convertir mejores puestos de trabajo en mejores condiciones de vida son una preocupación central de los responsables políticos de todo el mundo”, afirmó el consultor de la IE, John Bangs.

Sin embargo no es la falta de educación financiera lo que provocó la crisis financiera, sino la codicia de los banqueros cuyo único objetivo es sacar el máximo beneficio, aseveró. Asimismo, añadió: “La OCDE ni nadie más pueden culpar de la crisis económica únicamente a la falta de educación financiera y no tener en cuenta el hecho de que fue la poca supervisión de las actitudes imprudentes de los banqueros lo que nos llevó a la crisis. De hecho, se debe enseñar a los estudiantes los usos socialmente responsable de las finanzas, incluyendo las razones que explican las crisis financieras”.

Obviamente, la educación financiera básica es de vital importancia y son preocupantes las extremadamente grandes disparidades entre los estudiantes de diferentes países, al igual que el hecho de que las niñas y las mujeres jóvenes se quedan atrás en relación de sus homólogos masculinos, continuó diciendo.

El programa PISA 2012 también revela que los sistemas escolares de mayor desempeño son los que asignan los recursos educativos de manera más equitativa entre las escuelas más favorecidas y las desfavorecidas y los que conceden más autonomía a las escuelas en lo individual en lo que se refiere a los planes de estudios y evaluaciones, destacó. “Queremos reiterar que la participación de todas las partes interesadas de la educación, incluyendo a los estudiantes, padres y sindicatos de la educación, los docentes y las políticas escolares garantizan el logro de sistemas escolares satisfactorios”.

Para leer el informe PISA de la OCDE en su totalidad, haga clic aquí