Ei-iE

Japón: La IE exige que los docentes ocupen un lugar central en la educación para el desarrollo sostenible

publicado 13 noviembre 2014 actualizado 18 noviembre 2014

El papel fundamental que desempeñan los docentes para lograr una educación de calidad fue el mensaje principal transmitido por la Internacional de la Educación (IE) a los más de 1.300 delegados que asistieron a la Conferencia Mundial de la UNESCO sobre Educación para el Desarrollo Sostenible celebrada en Aichi-Nagoya, Japón, del 10 al 12 de noviembre.

La Presidenta de la IE Susan Hopgood acogió con satisfacción los esfuerzos de la UNESCO destinados a promover la educación para el desarrollo sostenible (EDS), argumentando que la educación es la clave para lograr un desarrollo sostenible y el pleno desarrollo de los niños, jóvenes y adultos.

Al hablar en la sesión plenaria de apertura de la conferencia, Hopgood destacó algunas de las medidas positivas adoptadas por la ONU para promover la EDS. Una de estas medidas fue la Conferencia Río+20 celebrada en Río de Janeiro, Brasil, en 2012, en la que los estados miembros de la ONU acordaron promover la educación para el desarrollo sostenible. También acordaron integrar más activamente el desarrollo sostenible en la educación más allá del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible que finaliza este año.

“Es alentador observar que la EDS ha sido incluida tanto en las Recomendaciones del Grupo de Trabajo Abierto de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible para después de 2015 como en el Acuerdo de Mascate de la UNESCO”, dijo Hopgood. “Es de vital importancia garantizar que la EDS se mantenga en los marcos definitivos de desarrollo y educación para después de 2015”.

Las iniciativas de la IE

Hopgood destacó las iniciativas recientes emprendidas por la IE y sus miembros, las instituciones educativas y los educadores para promover la EDS. “A través de la campaña Unámonos por la Educación Pública, hemos estado promoviendo una visión integral de la educación de calidad que abarca docentes de calidad, herramientas de calidad y ambientes de calidad”.

Los miembros de la IE han estado ejerciendo una presión a nivel mundial sobre los gobiernos para proteger el planeta, dijo. Y siguen defendiendo y promoviendo las políticas, programas y acciones relativas a la EDS que fomentan las prioridades del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible mediante la ecologización de las escuelas, la investigación y el desarrollo profesional, entre otros.

Sin embargo, una formación docente inadecuada, un desarrollo y apoyo profesional insuficiente, y el apretado programa de exámenes promovido por los gobiernos en una serie de países son algunos de los mayores obstáculos para lograr una educación para el desarrollo sostenible, señaló Hopgood.

Un apretado programa educativo

“Las medidas relativas a la rendición de cuentas basadas en la competencia que fomentan los exámenes y la publicación de tablas de clasificación obligan con frecuencia a los docentes a «enseñar para el examen» y a las escuelas a prestar más atención a aquellas asignaturas que son objeto de examen, por lo que se dejan al margen asignaturas esenciales como la EDS a la hora de confeccionar los planes de estudio”, dijo.

Hopgood sostuvo que en vez de promover la competencia, los gobiernos deberían promover la colaboración y una amplia visión de la educación de calidad abordandoel pleno desarrollo del individuo y la sociedad.

El apoyo para la enseñanza de la EDS

La IE, junto con la Cátedra UNESCO de reorientación de la formación docente para abordar el tema de la sostenibilidad y el Centro de Asia y el Pacífico de Educación para el Entendimiento Internacional, organizó un taller sobre la formación docente y la EDS. En el taller, que fue moderado por el Coordinador Principal de la IE Dennis Sinyolo, se discutió la contribución de la formación docente a la EDS y se elaboraron recomendaciones sobre la manera en que los gobiernos deberían apoyar a los docentes para mejorar la enseñanza de la EDS. Las recomendaciones abarcaron una amplia gama de cuestiones, entre las que se incluyen la investigación, la pedagogía, la formación inicial de los docentes, el desarrollo y el apoyo profesional continuo.

Futuros campos prioritarios para la EDS

El Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible, dirigido por la UNESCO, comenzó en 2005. En 2013, la 37ª sesión de la Conferencia General de la UNESCO respaldó un Programa de Acción Mundial (GAP, en inglés) sobre la EDS como seguimiento al Decenio de la ONU. El GAP tiene cinco campos de acción prioritarios para la EDS: apoyo político, enfoque del conjunto de la institución, educadores, juventud y comunidades locales. La conferencia de Nagoya reafirmó la importancia de la EDS e instó a los gobiernos y a los socios a ejecutar el GAP.

Para leer la Declaración de Aichi-Nagoya (en inglés), hagan clic aquí