Ei-iE

Canadá: El informe final sobre las escuelas residenciales allana el camino hacia la reconciliación

publicado 15 diciembre 2015 actualizado 17 diciembre 2015

El informe final elaborado por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, que exige reparar el legado destructivo de las escuelas residenciales, está siendo considerado por la Federación de Docentes de Canadá (CTF, por sus siglas en inglés) como una gran oportunidad para el proceso de reconciliación.

La Federación de Docentes de Canadá acogió favorablemente la publicación del informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (TRC, por sus siglas en inglés) el 15 de diciembre, y señaló que durante más de 100 años, los niños aborígenes de Canadá fueron arrebatados a sus familias e internados en escuelas residenciales donde se les sometía a abusos físicos, emocionales y sexuales. El objetivo de las escuelas residenciales era integrar de manera agresiva a los estudiantes aborígenes.

“Este capítulo sumamente triste en la historia de Canadá debe ser revelado a todos los canadienses, y esto comienza con nuestros jóvenes alumnos”, explicó la presidenta de la CTF, Heather Smith.

La Federación de Docentes de Canadá felicita a la Comisión de la Verdad y la Reconciliación por todos los esfuerzos realizados con el propósito de dar a conocer la verdad sobre “el impacto devastador de las escuelas residenciales” y de iniciar “el proceso de curación”, que tardará varias generaciones. La CTF considera este asunto no como un problema de la comunidad aborigen, sino como un problema que atañe a todos los canadienses, insistió Smith.

“La educación es de vital importancia para lograr el proceso de reconciliación”, destacó la presidenta. Esta es la razón por la que la Federación de Docentes de Canadá invita a los docentes canadienses a aprender, a entablar un diálogo y a fomentar una mejor comprensión del impacto de las escuelas residenciales en las aulas en todo el país.

La CTF desea trabajar en colaboración con los pueblos de las Primeras Naciones, metis e inuits, en la aplicación de los llamamientos a la acción establecidos en el informe final elaborado por la TRC, concluyó Smith.

Por otra parte, la Federación de Docentes de Canadá y el Centro de la Verdad y la Reconciliación Nacional también están colaborando en la elaboración de un folleto de debate para los estudiantes y planes de lecciones sobre Verdad y Reconciliación, que se publicarán el Día Nacional de los Aborígenes en Canadá, en 2016.