Ei-iE

Los últimos datos de la ONU revelan que la educación universal continúa siendo una aspiración

publicado 18 julio 2016 actualizado 26 julio 2016

A pesar de la promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los nuevos datos publicados en el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo revelan la labor hercúlea que queda por acometer en todo el mundo, para lograr la escolarización de todos los niños, niñas y jóvenes.

263 millones: es el número de niños y jóvenes sin escolarizar, según el Instituto de Estadísticas de la Unesco. La cifra es escalofriante por sí sola, pero desglosada en el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (GEMR), No dejar a nadie atrás: ¿cuánto falta para la enseñanza primaria y secundaria universal? , revela la envergadura de los obstáculos que tienen por delante los dirigentes políticos, las instancias normativas, los sindicatos y las organizaciones educativas.

Si bien entre 2007 y 2014 disminuyó el nivel de niños no escolarizados en primaria, secundaria baja y secundaria alta, así como el número general de niños y jóvenes sin escolarizar, las últimas cifras dan lugar a pocas celebraciones. Por ejemplo, en el Sur de Asia y en el África Subsahariana, al menos la mitad de todos los jóvenes no van a la escuela. Y de los 61 millones de niños y niñas fuera de la escuela, unos sorprendentes 34 millones viven en el África subsahariana.

“Estas últimas cifras, a pesar de lo alarmante que son en muchos sentidos, demuestran cuánta labor queda por hacer”, afirma el Secretario General de la Internacional de la Educación (IE) Fred van Leeuwen. “Debemos priorizar la igualdad, especialmente para abordar la disparidad de género en la educación”. Van Leeuwen se refiere a que las niñas continúan con más probabilidades que los niños de no ir jamás a la escuela.

La escuela, imposible en zonas de conflicto armado

El informe detalla también que, en 2014, en 32 países afectados por conflictos armados vivían 21.5 millones de niños y niñas sin escolarizar —35 % del total mundial—. Otros 31 millones de adolescentes fueron obligados a abandonar la secundaria baja y alta a causa de un conflicto bélico.

No obstante, al referirse específicamente a refugiados y a niños y jóvenes desplazados internamente, el informe carece de datos y no es capaz de ofrecer un número de niños sin escolarizar.

En un esfuerzo por abordar muchos de estos numerosos problemas, los Estados miembros, agencias de la ONU y otros grupos de partes integrantes, participarán en Nueva York, del 11 al 20 de julio, en la reunión de 2016 del Foro Político de Alto Nivel de Desarrollo Sostenible (HLPF), patrocinada por el Instituto Internacional de Desarrollo Sostenible.