Ei-iE

El Panorama de la Educación 2016 de la OCDE revela los beneficios públicos de la educación y la necesidad de una mayor inversión en este ámbito

publicado 15 septiembre 2016 actualizado 19 septiembre 2016

La Internacional de la Educación ha comentado la última publicación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el Panorama de la Educación 2016, haciendo hincapié en los efectos positivos que representa la educación de calidad y exigiendo una mayor inversión en educación.

El Panorama de la Educación de este año presenta algunas estadísticas sumamente preocupantes, subraya el Secretario General de la Internacional de la Educación (IE) Fred van Leeuwen, al tiempo que observa que desde el informe del año pasado el porcentaje medio del PIB destinado a la educación se ha reducido ligeramente en lugar de aumentar.

Aun cuando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) informa que los salarios de los/las docentes están empezando a recuperarse desde la crisis financiera de 2008, todavía hay países como Inglaterra y Gales, Francia, Dinamarca y otros como Grecia, donde los salarios del profesorado “siguen estando congelados”, continúa.

Esta situación se ve agravada ante la marcada evidencia de la discriminación salarial contra las mujeres, subraya también van Leeuwen, al tiempo que afirma que la conclusión de la OCDE según la cual las mujeres con educación superior ganan en promedio un sorprendente 27 por ciento menos que los hombres también se aplica al sector de la educación. A pesar del hecho de que el número de mujeres en la enseñanza es superior al de los hombres, ellas siguen topándose con el techo de cristal en lo que se refiere a oportunidades de carrera a nivel directivo, afirma.

Atraer y retener al profesorado sigue siendo una cuestión de crisis en muchos países de la OCDE, añade. El resultado de la OCDE según el cual la docencia es una profesión que se encuentra en proceso de envejecimiento debe ser “una llamada de atención para que los países creen políticas que incentiven el entusiasmo del profesorado para con su profesión y no que lo socaven”. Los profesores/as son más eficaces cuando se les concede autonomía en lugar de infravalorar su profesionalismo y su retribución, insiste van Leeuwen.

Añade que, sin embargo, el informe deja ver claramente el poder de la educación y, por tanto, que “la educación merece la pena”. Como señala la OCDE, los beneficios públicos de la educación son mayores que su costo, recuerda. Por ejemplo, los resultados de los hijos/as de inmigrantes que participan en la educación de la primera infancia son mucho mejores que los de aquellos que no lo hacen; y la educación y la formación profesionales de calidad llevan a reducir el desempleo.

Sin embargo, los indudables beneficios de la educación superior para el futuro nivel de vida de los jóvenes serían aún mayores si no fuera por la preocupante evidencia de que la mayoría de los países están trasladando el costo de la educación superior a los hogares, reconoce el Secretario General de la IE, al tiempo que lamenta que todo parece indicar que cada vez son mayores los obstáculos financieros de la educación superior para los/las jóvenes de hogares desfavorecidos.

“Insto a los países a empezar a incrementar la inversión general en la educación y a hacer frente a las graves desigualdades estructurales que existen para su acceso”, afirma Fred van Leeuwen.

Para leer el resumen de la IE de los resultados del Panorama de la Educación, haga clic aquí.