Ei-iE

Reino Unido: Los sindicatos de docentes se unen para exigir un aumento salarial

publicado 9 enero 2017 actualizado 12 enero 2017

Seis sindicatos de la educación del Reino Unido han presentado una demanda conjunta ante el órgano de revisión nacional para exigir un aumento salarial "significativo" para los docentes, cuyo salario lleva congelado o restringido desde 2011.

En una presentación conjunta ante el órgano de revisión de la remuneración de los maestros de escuela en el Reino Unido –el UK’s School Teachers’ Review Body(STRB)–, la Association of Teachers and Lecturers y el National Union of Teachers, ambos afiliados a la Internacional de la Educación (IE), junto con la Association of School and College Leaders, la National Association of Head Teachers, Voice, y el Undeb Cenedlaethol Athrawon Cymru de Gales, han exigido un "aumento salarial significativo" para que los docentes puedan afrontar la actual "crisis" de contratación y retención.

En la declaración conjunta, los sindicatos hacen hincapié en que "no se están contratando suficientes docentes y demasiados abandonan la profesión, desalentados por la insoportable carga de trabajo, el estrés y la presión".

Los sindicatos relacionan esta crisis de contratación y retención con la bajada de los salarios, recordemos que los salarios de los docentes y el personal directivo han sufrido recortes de hasta un 11,5 % en términos reales entre 2010 y 2016 "como resultado de seis años de congelaciones y restricciones salariales", según la documentación aportada.

Un problema ignorado

Los sindicatos aseguran que todo lo anterior ha provocado que la profesión sea menos atractiva para los candidatos potenciales, y destacan que la Secretaria de Educación, Justine Greening, no ha tenido en cuenta este problema en su propuesta a la STRB, ya que dijo que cualquier aumento salarial docente seguiría teniendo un límite máximo de un 1 % en todos los casos.

Los seis sindicatos sostienen que es "ineludible" aprobar "un incremento salarial significativo" para responder a la demanda de los docentes y hacer frente al aumento de 750.000 alumnos previsto hasta 2025.

Incremento del coste de vida

No obstante, los sindicatos "se oponen firmemente" a las retribuciones basadas únicamente en el rendimiento y sostienen que todos los docentes deberían recibir un incremento en función del coste de la vida para que los salarios puedan seguir el ritmo de la inflación.

Los incrementos salariales de septiembre de 2017 también deberían ser "financiados íntegramente" para que las escuelas no se vean obligadas a sufragar los aumentos salariales con sus ya limitados presupuestos, dijeron los sindicatos.

El STRB publicará sus recomendaciones más adelante este año, si bien el gobierno no está obligado a adoptarlas.