Ei-iE

Túnez: Los docentes se unen para exigir una reforma educativa esencial

publicado 17 enero 2017 actualizado 19 enero 2017

Con el pleno apoyo de sus sindicatos, los docentes de primaria y secundaria de todo el país se han unido para exigir al gobierno que garantice una educación de calidad para todos los estudiantes de Túnez.

El pasado 12 de enero, los docentes de primaria y secundaria de Túnez se congregaron delante del Ministerio de Educación para exigir la dimisión del ministro de Educación y una reforma educativa eficaz. Esta manifestación llegaba después de la huelga general del 5 de enero como parte de las acciones sindicales organizadas con el objetivo de garantizar una educación de calidad para todos.

Desde noviembre de 2016, el Syndicat général de l'enseignement de base(SGEB-UGTT) y el Syndicat général de l'enseignement secondaire(SGES-UGTT) – dos sindicatos afiliados a la Union générale tunisienne du travail(UGTT) y a la Internacional de la Educación (IE) – han unido sus esfuerzos y colaboran en actividades sindicales.

El 30 de noviembre, 25.000 docentes –una de las congregaciones de docentes más multitudinarias que ha visto jamás el país– llegaron a la capital desde todos los rincones de Túnez para exigir la destitución inmediata del ministro de Educación.

Los distritos organizaron huelgas rotatorias entre el 15 y el 28 de diciembre, los docentes de primaria y secundaria de entre tres y cuatro regiones hicieron huelga por turnos. "Hemos tenido una buena respuesta de los docentes, con una participación media del 95 % en las escuelas secundarias", dijo Nejib Sellami, responsable internacional de SGES-UGTT.

Según explicó Sellami, los docentes se han movilizado fuertemente contra el ministro de Educación, Néji Jalloul, quien no dejó de insultarlos en la televisión y la radio.

La interferencia ministerial debe cesar

Sellami añadió que los sindicatos desean reafirmar la dignidad de los docentes y exigen una reforma profunda del sistema educativo. Los sindicatos consideran que las intervenciones del ministro son inadecuadas y protestan contra su interferencia en el trabajo del Comité de Diálogo Nacional que dirige esta reforma. Además de UGTT, en este comité tripartito creado en 2015 participa el Ministerio de Educación y el Instituto Árabe de Derechos Humanos. En septiembre de 2016, SGES-UGTT suspendió su participación en el comité e insistió en el hecho de que el comité debe poder trabajar de forma independiente del ministro de Educación.

No obstante, el comité ya ha encontrado ciertos puntos de acuerdo sobre la reforma educativa, insistió Sellami, especialmente sobre un sistema de evaluación que sea semestral y no trimestral, la repartición de las vacaciones y la cantidad de deberes. Todavía sigue trabajando en un acuerdo sobre los programas, los objetivos y el marco jurídico del sistema educativo.

Sellami también señaló que entre los temas de descontento de los docentes figura la ayuda del comienzo de curso escolar de este año: el ministro ha indicado que se pagaría a finales del mes de enero pero los docentes no esperan que se pague hasta marzo. Esta ayuda es fundamental para los docentes, la reciben cada año desde 2006 para comprar mobiliario y otros materiales para los estudiantes.

Además, el ministro Jalloul había negociado con UGTT un aumento salarial docente para 2017 de unos 60 dinares (alrededor de 25 €). Finalmente, este aumento se pagará en dos años, la mitad en enero de 2017 y la otra mitad en enero de 2018.

Antes de tomar nuevas medidas, SGES-UGTT espera las elecciones del consejo ejecutivo de UGTT durante su congreso, que se celebrará del 22 al 25 de enero.

Sin contrataciones

"La reforma educativa es un objetivo vital para el nuevo Túnez nacido de la «primavera árabe»", dijo Sellami. En su opinión, "el ministro no habla en serio al referirse a una educación gratuita y democrática". La prueba es que para 2017 y 2018 no se ha previsto contratar docentes ni de primaria ni de secundaria, y que el presupuesto del Ministerio de Educación es insuficiente para mejorar el estado de las escuelas públicas y las condiciones de la enseñanza y el aprendizaje.