Ei-iE

La mayoría de los Ministerios de Educación no está preparada para enfrentarse al reto del VIH/SIDA

publicado 3 noviembre 2005 actualizado 3 noviembre 2005

El equipo interinstitucional sobre educación y VIH/SIDA de ONUSIDA (IATT, siglas inglesas) ha publicado un informe comparativo sobre la respuesta de los sectores de la educación a la amenaza del VIH/SIDA.

La pregunta a 71 gobiernos era sencilla: ¿Qué ha hecho hasta el momento en el sector de la educación para enfrentarse a la pandemia del VIH/SIDA? “Muchos Ministerios de Educación parecen sentirse arrastrados por la necesidad de satisfacer demandas externas y crear planes estratégicos extremadamente ambiciosos... que obviamente son casi inalcanzables” , señala el informe del IATT .

El informe del IATT destaca deficiencias fundamentales en la provisión de un desarrollo de política adecuado, la falta de anticipación con respecto a la oferta y la demanda de profesores y el impacto de la calidad de la educación. “Según se informa, los Ministerios no están preparados para enfrentarse al impacto potencial del VIH/SIDA en los docentes y, además, no poseen datos adecuados sobre la morbilidad y la mortalidad, el absentismo y el paso a otros sectores” . Sólo en tres de los países encuestados los ministerios han realizado intentos sistemáticos para formar al personal docente sobre el VIH/SIDA.

No existen esfuerzos de sinergia

El informe también muestra que las “relaciones entre la sociedad civil y los Ministerios de Educación eran bastante informales en muchos de los casos, y dependían más de las relaciones entre los individuos que de las relaciones de las instituciones” . Las organizaciones de la sociedad civil y los sindicatos de docentes afiliados a la IE se han involucrado en el proceso de revisión del IATT. Las afiliadas a la IE destacan que están intentando asociarse con las autoridades de la educación y la salud de sus países para conseguir una respuesta efectiva y coordinada a la pandemia. El informe apoya enérgicamente esta actitud y recalca que es necesario mejorar la colaboración y el partenariado entre el Ministerio de Educación, la sociedad civil y los socios para el desarrollo.

El informe también elogia el papel de los sindicatos de docentes: “En el 79% de los países de alta prevalencia, las reuniones de los sindicatos tratan el VIH/SIDA como una cuestión estándar” .

En Senegal, Rwanda, Sudáfrica (en realidad, en casi todos los países donde las afiliadas a la IE implementan el programa de formación sobre VIH y SIDA), los sindicatos y el gobierno han iniciado un diálogo que ha llevado a una respuesta más fuerte en la educación.

Una cuestión crucial para la comunidad docente es la provisión de programas de prevención, de formación de docentes y programas de orientación en las competencias para desenvolverse en la vida y la educación sobre VIH/SIDA. El informe sostiene que “hay una brecha considerable entre el currículum del desarrollo del VIH/SIDA demandado y los programas sobre las competencias para desenvolverse en la vida y la disponibilidad de materiales de apoyo”. Una encuesta realizada por la IE entre sus afiliadas de Sudáfrica lo confirma. Para la IE, los programas de prevención son la base de cualquier estrategia efectiva.

La conclusión del informe del IATT es clara: “El ritmo es demasiado lento a todos los niveles del sector de la educación” . “Que sólo la mitad de los países con alta prevalencia pudieran informar de la disponibilidad de materiales de VIH/SIDA para los estudiantes del sector terciario es algo escandaloso”, dice el informe. Este hecho plantea cuestiones sobre la capacidad de las instituciones de la enseñanza superior de preparar a los estudiantes para sus futuras funciones como profesionales, dentro de la familia y como miembros de una comunidad que vive en un mundo con VIH/SIDA.

De la misma manera, casi no existen guías para los docentes sobre cómo tratar la cuestión del VIH/SIDA en las escuelas. El informe sostiene que se deberían hacer más esfuerzos para integrar la cuestión del VIH/SIDA en los programas de las escuelas. Sobre esto, Tania Boler, de Ayuda en Acción, sostiene que en el área de prevención todavía hay muchas batallas ideológicas en las que algunos donantes gubernamentales y muchas ONG (religiosas) están desempeñando un papel muy desconcertante y muy divisionista.

Y la conclusión del informe vuelve a no dar lugar a muchas interpretaciones: “Muchos ministerios de educación parecen seguir dando una respuesta parcial a una crisis completa. Aunque varios ministerios tengan un plan estratégico, pocos de ellos han medidas para implementarlo”.

La IE, por su parte, empezó en 1998 a llevar a cabo un programa estratégico de capacitación docente. Desde 2001, la IE ayuda a los sindicatos de docentes de 17 países duramente afectados por el VIH/SIDA a capacitar al personal de la educación. En cuatro años, unos 133.000 docentes fueron capacitados en más de 25.000 escuelas.