Ei-iE

La educación de las niñas es crucial para la prevención del SIDA

publicado 1 septiembre 2006 actualizado 1 septiembre 2006

Es el momento de enfrentar a la vulnerabilidad de las niñas hacia el VIH y el SIDA, y apoyar el papel crucial del sector de la educación para combatir la pandemia.

Este es el mensaje que Mary Robinson, anterior Presidenta de Irlanda, llevó a la 16esima Conferencia Internacional sobre el SIDA, que tuvo lugar del 13 al 18 de agosto de 2006 en Toronto, Canadá. Unos 24.000 delegados de todo el mundo compartieron las investigaciones y estrategias más recientes sobre la prevención, tratamiento y los derechos de los que viven con el VIH y el SIDA.

“Hoy, el SIDA tiene una cara femenina” dijo Mary Robinson.“Solo en África, existen 6.4 millones de jóvenes entre 16 y 24 años que están infectados, y el 75% de estos son niñas y chicas jóvenes”.

Robinson elogió a los organizadores de la conferencia, ya que por primera vez dieron alta prioridad al papel de la educación, especialmente para las niñas.

“La Educación es la mejor inversión para el futuro” dijo Robinson.“La escuela puede potencialmente salvar la vida”. Fuertes aplausos de miles de personas en la sala mostraban su apoyo por la declaración.

Al igual que la Internacional de la Educación, Robinson subrayó el innegable vínculo entre los objetivos de la Educación para Todos y la habilidad de los sistemas de educación pública para contribuir exitosamente a la prevención de la infección del VIH. Una tarea principal en estos esfuerzos debe ser el dar un énfasis especial a la igualdad de género, dijo.

“Los gobiernos deben cumplir con sus compromisos de los objetivos de la educación y reforzar la coordinación entre la EPT y el VIH”, insistió. “Estos puentes son absolutamente necesarios”.

La IE también tuvo un papel en la conferencia. Gertrude James y René Jolibois, Coordinadores del Programa EPT-SIDA de Guyana y Haití respectivamente, y Zainab Akiwumi de la Organización Mundial de la Salud en África del Sur se dirigieron a una concurrida sesión especial sobre el papel de los docentes y sus sindicatos en la lucha contra el VIH y SIDA. Todos los ponentes subrayaron la falta de iniciativa de la parte de sus respectivos gobiernos a proporcionar la formación anterior y permanente necesaria, y sistemática a los y las docentes.

En la conferencia, científicos informaron que más de un millón de personas están bajo tratamiento, y el 90 % de esos vive en países industrializados. Sin embargo, el 91% de personas que están infectadas por el VIH vive en países en vías de desarrollo, donde no tienen acceso al tratamiento.

El número de personas que está siendo tratada hoy es más bajo que el objetivo mundial de 3 millones de personas en tratamiento para el 2005. La pobreza y la falta de acceso a las drogas antiretrovirales son todavía el mayor obstáculo para salvar millones de vidas.

Por Wouter van der Schaaf

Wouter van der Schaaf es el Coordinador responsable del Programa EPT-SIDA.