Ei-iE

Serbia es el 67º país que se adhiere a la Declaración sobre Escuelas Seguras 

publicado 2017-07-20 actualizado 2017-07-25

La Internacional de la Educación acoge con satisfacción la decisión de Serbia de adherirse a la Declaración sobre Escuelas Seguras, con la que asume el compromiso de proteger a los estudiantes, los docentes, las escuelas y las universidades en tiempos de guerra.

El 18 del pasado mes de julio, Serbia se convirtió en el 67º país que adhiere a la Declaración sobre Escuelas Seguras, sumándose así al compromiso político de los Estados de proteger la educación en situación de conflictos armados, indicó la Coalición Internacional para Proteger la Educación de Ataques(GCPEA, por sus siglas en inglés). Entre los países que conformaban la antigua Yugoslavia, tanto Montenegro como Eslovenia ya se han adherido a la Declaración.

Los países se comprometen a fortalecer la supervisión y denuncia de los ataques a la educación; mejorar la revelación de los ataques perpetrados y prestar apoyo a las víctimas; promover políticas “sensibles a los conflictos” que velen por que ni el contenido ni la impartición de la educación se conviertan en instigadores ni dinámicas de conflicto; y tomar medidas para asegurar la continuación de una educación segura, incluyendo la reconstrucción de las escuelas.

Además, se comprometen a respaldar y utilizar las Directrices para prevenir el uso militar de escuelas y universidades durante conflictos armados con el fin de contener la utilización de las instituciones educativas como cuarteles y bases, almacenes de armas, centros de detención e interrogatorio y otros fines militares. Tales usos por parte de las partes armadas pueden dañar la infraestructura de las instituciones educativas, provocando un mayor cierre de escuelas y las convierten en blanco de los ataques de las fuerzas opuestas, poniendo en grave peligro la vida de estudiantes y docentes.

Antecedentes

Las Directrices fueron elaboradas mediante un proceso encabezado por la coalición GCPEA y completado por los Estados, con Noruega y Argentina como baluartes, en diciembre de 2014. El 29 de mayo de 2015, la Declaración sobre Escuelas Seguras fue abierta a la adhesión en la Primera Conferencia Internacional sobre Escuelas Seguras en Oslo. La Segunda Conferencia Internacional sobre Escuelas Seguras se celebró en Buenos Aires en marzo de 2017.

El apoyo a la Declaración ha generado un impulso considerable en los últimos dos años: en su informe de mayo de 2017 al Consejo de Seguridad sobre la protección de la población civil durante los conflictos armados, el Secretario General de las Naciones Unidas instó a todos los Estados miembros a adherirse a la Declaración.

La Coalición Internacional para Proteger la Educación de Ataques (GCPEA) es una alianza única en su género de organizaciones internacionales, entre las que se cuentan Human Rights Watch, el Fondo de Rescate Académico del Instituto de Educación Internacional, Proteger la educación en situaciones de inseguridad y conflicto (PEIC), Save the Children, la Red Académicos en Riesgo (SAR), ACNUR, UNICEF y la UNESCO.