Ei-iE

“Temario sobre el Coronavirus”, por Felisa Tibbitts.

por: Felisa Tibbitts publicado 2020-04-15 actualizado 2020-04-15

La actual pandemia está poniendo a prueba la capacidad de los sistemas educativos para proporcionar educación con ayuda de la tecnología. Los esfuerzos de los sistemas educativos locales y nacionales están bien documentados y sus líderes están haciendo todo lo posible por hacer frente a toda una serie de desafíos interconectados en relación con el bienestar de estudiantes, docentes, personal y administradores, así como sus familias.

En estos momentos, el aprendizaje es instantáneo: ¿Cómo puede ayudarse a los docentes para pasar a un formato en línea?, y las preguntas son transcendentes: ¿Cómo garantizar la participación escolar de las niñas y el acceso en pie de igualdad a la tecnología digital para todos los alumnos?

En medio de la desestabilización, educadores y estudiantes pueden encontrar oportunidades para el análisis, la reflexión y la compasión. ¿Cómo influyen las condiciones de la globalización tanto en la propagación como en la potencial contención del COVID-19?  ¿Qué tipo de vulnerabilidad hace que ciertos grupos sean más proclives a contraer la enfermedad, y en qué medida está esto relacionado con problemas sistémicos como la pobreza? ¿Por qué se culpa a ciertos colectivos y cómo se puede impedir esa estigmatización?

En este espíritu, algunos estudiantes del Teachers College (TC) en la Universidad de Columbia están colaborando con la oficina de la UNESCO en Pekín para desarrollar un “Temario sobre el Coronavirus”. El objetivo de este paquete educativo es utilizar el brote de la pandemia para explorar ciertas cuestiones centrales para una ciudadanía global crítica, teniendo en cuenta que ahora resulta totalmente evidente que vivimos en un mundo interconectado e interdependiente. ¿Qué podemos aprender tratando el COVID-19 como un estudio de caso?

El temario que están elaborando los estudiantes del Teachers College se organiza en torno a seis temas centrales: globalización, solidaridad, análisis crítico de la prensa, igualdad, no discriminación y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos temas se analizarán junto con personal de la UNESCO, que tiene previsto desarrollar una docena de lecciones que engloban el temario en escuelas de Pekín este verano, como plan piloto, para después extenderlo a través de la Red de escuelas asociadas (ASPNet) de la UNESCO.

El temario está desarrollándose rápidamente, pero hemos identificado ya ciertos resultados de aprendizaje para cada tema. Estos temas están ya bien representados en distintas publicaciones sobre educación para la ciudadanía global, pero no se tratan necesariamente con suficiente profundidad en los planes de estudio nacionales. Lo que hace el COVID-19 es ponerlos claramente en un primer plano, ofreciendo una oportunidad renovada para que los sistemas escolares alcancen la meta 4.7 de los ODS. 

Globalización: Interdependencia e interconexión, incluyendo crisis y soluciones compartidas

Solidaridad: Importancia de la comprensión y la cooperación, papel de las distintas partes interesadas a diversos niveles

Análisis crítico de los medios de comunicación:Distinguir hechos de opiniones, alfabetización mediática

Igualdad: Cómo la pandemia y otras crisis afectan de manera desproporcionada a los más pobres y vulnerables

No discriminación: Cómo la pandemia y otras crisis fomentan la discriminación, la xenofobia y la ‘alterización’

ODS: Cómo las respuestas de los sistemas educativos a la pandemia pueden posicionarlos para cumplir sus obligaciones de aportar una educación de calidad para todos y todas.

Nuestra idea es que dentro de un año (o para cuando se haya encontrado una vacuna y los ciudadanos del mundo entero se sientan otra vez relativamente seguros) seguirá habiendo mucho que aprender, y que estudiar, respecto a esta crisis. Los líderes educativos habrán recibido un curso intensivo respecto a la educación en línea; la privación de estudiantes y sistemas sin acceso a las herramientas digitales; el riesgo para la salud que implica que los alumnos se agrupen en clases muy numerosas; y muchos otros desafíos aún por experimentar, desgraciadamente. Abordar todos estos retos equipará a los países para cumplir sus promesas respecto a los ODS.

El estudio realizado puede influir en los planes de estudio. Estamos siendo testigos de cómo se desarrolla esta crisis mundial. Reconocemos las dimensiones disciplinarias de la ciencia, los políticos, los economistas, la agricultura y la sanidad. Vemos y experimentamos asimismo las dimensiones interpersonales de vulnerabilidad compartida e interdependencia; las cuestiones éticas respecto a cómo el comportamiento de los individuos afecta al bienestar de la comunidad; y la importancia de defender a ciertos grupos estigmatizados por la propagación del virus. Estas son auténticas lecciones de vida, incluso en tiempos de pandemia.

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.