Ei-iE

Colombia: solidaridad internacional frente a violaciones de derechos humanos

publicado 2021-05-06 actualizado 2021-05-12

La Internacional de la Educación y sus afiliadas en todo el mundo están profundamente preocupadas por la brutal represión de las manifestaciones en Colombia. Docentes de todo el mundo han exigido una gobernanza democrática del país e insta a las autoridades públicas a poner fin a las constantes violaciones de los derechos humanos.

Las manifestaciones comenzaron en Colombia el 28 de abril, principalmente en oposición a una reforma tributaria ahora archivada. La reforma propuesta habría reducido el umbral en el que se gravan los salarios, lo que afectaría a cualquier persona que recibiera un ingreso mensual de 2.6 millones de pesos (684 dólares) o más. También habría eliminado muchas de las exenciones actuales de las que se benefician las personas, así como el aumento de los impuestos aplicados a las empresas. La propuesta causó indignación entre los colombianos que ya sufrían los devastadores efectos de la pandemia de la COVID-19. A las manifestaciones en curso se han sumado muchas personas de clase media que temen que los cambios puedan hacer que caigan en la pobreza.

ONU: Preocupación por las medidas puestas en marcha por las fuerzas de seguridad de Colombia

El 4 de mayo, Marta Hurtado, una portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, afirmó que la ONU había recibido informes que sostenían que defensores de derechos humanos estaban siendo acosados y amenazados, y que algunos manifestantes habían sido heridos e incluso asesinados en la ciudad de Cali. “Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos durante la noche en la ciudad de Cali en Colombia, donde la policía abrió fuego contra manifestantes que protestaban contra las reformas fiscales y presuntamente asesinó e hirió a varias personas”.

Hurtado añadió que la ONU también puso de relieve “que los agentes del orden deben respetar los principios de legalidad, precaución, necesidad y proporcionalidad cuando vigilen manifestaciones. Las armas de fuego solo pueden utilizarse como medida de último recurso en caso de amenaza inminente para la vida o lesiones graves”.

El defensor del Pueblo de Colombia anunció que al menos 19 personas habían fallecido durante una semana de disturbios debido a las reformas fiscales propuestas.

Federaciones Sindicales Internacionales: Condena de las acciones militares y policiales

La Federación Colombiana de Educadores (FECODE), una organización miembro de la Internacional de la Educación, se ha unido a otros sindicatos a fin de llevar a cabo manifestaciones pacíficas en Bogotá y en toda Colombia procurando la rescisión del borrador de la ley tributaria. Por otro lado, reiteró al gobierno sus reivindicaciones de contar con unas condiciones dignas para que los educadores regresen a la escuela de forma presencial.

El grupo de las Federaciones Sindicales Internacionales (FSI) y la Confederación Sindical de trabajadores y trabajadoras de las Américas (TUCA, por sus siglas en inglés) también han expresado su inquietud por las acciones llevadas a cabo por las fuerzas militares y policiales en Colombia. “La respuesta violenta a las manifestaciones que ha organizado el Comité Nacional de Huelga desde el 28 de abril ya ha causado decenas de muertos, heridos y cientos de personas han sido detenidas e incluso han desaparecido”, señalaron. Su condena a estas acciones quedó plasmada en una carta, con fecha del 4 de mayo, enviada a Antonia Urrejola Noguera, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Llamamiento a intervenciones de alto nivel

Las FSI y la TUCA declararon estar “profundamente alarmadas por los brutales y atroces hechos ocurridos en Colombia durante los últimos días y expresamos nuestro total rechazo a la violencia armada que se ejerce en el país contra sus propios ciudadanos”.

Los sindicatos firmantes solicitan conjuntamente la intervención inmediata y urgente de la ONU y de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Solidaridad global

Sindicatos británicos y escoceses se han unido al llamado de la Internacional de la Educación para denunciar y oponerse a la violencia sufrida actualmente por el pueblo colombiano a manos de las fuerzas estatales.  

Las principales centrales obreras británicas e irlandesas y veinte sindicatos representando a más de seis millones de trabajadores han enviado una carta a los ministerios de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña e Irlanda y sus embajadas en Bogotá, denunciado la violencia de la policía colombiana, y acusando al Estado colombiano de cometer abusos contra los derechos humanos a “gran escala”.

Docentes de América Latina exigen cese inmediato de la violencia   

El Comité Regional de la Internacional de la Educación por América Latina (IEAL) ha expresado su más enérgica condena ante la brutal represión y criminalización de la protesta social en Colombia.

Líderes sindicales de todo el continente latinoamericano han dirigido una carta al presidente Duque exigiendo el cese inmediato a la represión y la violencia estatal en contra de las personas manifestantes, el respeto al Estado social de derecho y la desmilitarización de las ciudades del país. Asimismo, se exige que se garantice la seguridad y protección a los miembros del Consejo Ejecutivo de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (FECODE) y la Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU).

Por su parte, ambas organizaciones han pedido al Gobierno nacional el establecimiento de mesas de negociaciones para que se escuchen las demandas legítimas del pueblo colombiano, que exige reformas estructurales para poner fin a la pobreza y la desigualdad imperantes.

Para leer la carta completa del comité regional de la IEAL al presidente Duque haga clic aquí

Puede acceder aquí a la circular de FECODE.

Haga clic aquí para acceder al comunicado de ASPU.