Ei-iE

Bridge International Academies: ¿qué esconden?

publicado 17 junio 2016 actualizado 17 junio 2016

Por Angelo Gavrielatos, Internacional de la Educación

La dudosa reputación de Bridge International Academies, empresa multinacional educativa respaldada por Pearson ha vuelto a caer en picado tras hacer arrestar con falsas acusaciones a un estudiante de doctorado canadiense que se encontraba investigando sus operaciones en Uganda.

El proveedor de educación con ánimo de lucro Bridge International Academies ha recurrido a peligrosas tácticas para evitar cuestionamientos sobre su modus operandi. La semana pasada, el canadiense Curtis Riep, estudiante de doctorado de la Universidad de Alberta e investigador para la Internacional de la Educación (IE), descubrió hasta dónde está dispuesta a llegar la multinacional para silenciar las críticas que recibe.

El 30 de mayo, nada más llegar a una entrevista concertada con personal de Bridge, Riep fue detenido por la policía y posteriormente acusado de intrusión y de hacerse pasar por un empleado de la empresa. Aunque fue absuelto de todos los cargos, y puesto en libertad tras dos días de interrogatorios, la experiencia le ha dejado conmocionado.

“Esto demuestra hasta dónde están dispuestos a llegar para acallar y reprimir la verdad sobre sus operaciones”, explica Riep en un correo electrónico. “Todos los inspectores de escuela y delegados del Ministerio con quienes he hablado han expresado la reticencia de Bridge a cooperar y proporcionar información. Esto es otra prueba de ello”.

De vuelta a Canadá sano y salvo, Riep no sabía que días antes Bridge había publicado en un periódico nacional un anuncio de “se busca”, acusándole de hacerse pasar por uno de sus empleados, una alegación que se ha demostrado es falsa.

En una carta abierta a la cofundadora de Bridge Shannon May , el Secretario General de la IE, Fred van Leeuwen, afirma: “Las acciones de Bridge han quedado expuestas no sólo como injustificadas, sino también como irresponsables. Consideramos que este episodio es absolutamente inaceptable e indigno de una organización que afirma preocuparse verdaderamente por los intereses de las y los jóvenes”. Van Leeuwen ha solicitado a Bridge que pida disculpas a Riep y que le indemnice por los gastos legales incurridos.

Bridge, que gestiona las denominadas escuelas de 'bajo coste' con ánimo de lucro en Uganda, Ghana, Kenya, y más recientemente en Liberia, recibe el respaldo económico de personalidades como Mark Zuckerberg (fundador de Facebook), la Fundación Bill y Melinda Gates y la multinacional educativa Pearson Ltd. El modelo empresarial de Bridge, que a menudo cuenta con financiación pública para administrar escuelas de pago gestionadas por graduados escolares no cualificados para la docencia, ha tenido que hacer frente a críticas muy duras.

A pesar de promover una educación “asequible” para algunos de los niños y niñas más pobres del mundo, Bridge obliga a las familias a pagar por unas clases basadas en un guión, que se leen en una tablet a los estudiantes por personal no cualificado Muchos niños terminan teniendo que aprender en unos entornos de aprendizaje inadecuados, aulas donde no hay ni siquiera material apropiado como pupitres y sillas.

La Internacional de la Educación, que representa a más de 400 organizaciones de docentes de 171 países y territorios, encabeza actualmente una campaña contra la privatización y la mercantilización de la educación pública. Bridge y Pearson Ltd. son dos de los objetivos corporativos de esta campaña.

Riep decidió llevar a cabo su proyecto sobre Uganda tras haber realizado sendos estudios sobre la cadena de escuelas Omega en Ghana y sobre la expansión de las escuelas APEC en Filipinas.

A pesar del fracaso en Uganda, los planes de la empresa siguen avanzando en otros lugares. Tras el brote de ébola y varios años de guerra civil, Bridge ha puesto su mirada en Liberia, y está presionando al  Gobierno de este empobrecido país para que externalice todo su sistema de educación pública a dicha multinacional.

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.