Ei-iE

CÓMO LA EMPRESA MUNDIAL DE SERVICIOS EDUCATIVOS PEARSON CREA MERCADOS DE EDUCACIÓN SUPERIOR

publicado 8 noviembre 2019 actualizado 8 noviembre 2019

Por Ben Williamson, Universidad de Edimburgo, Reino Unido 

Pearson, una empresa de servicios educativos a nivel mundial, se ha establecido como uno de los principales actores de la educación superior en todo el mundo. A través de sus intereses comerciales, centrados en la educación basada en datos, los cursos digitales en línea y los modelos alternativos de educación superior, Pearson promueve activamente la mercantilización, la comercialización y la privatización de la educación superior. Además, desde su posición como líder del mercado en la industria internacional de la educación superior, también está modificando los verdaderos propósitos y prácticas de las universidades de todo el mundo.

Educación superior basada en datos 

Pearson es un prominente actor del mercado, multimillonario y con enormes intereses en el comercio global en el ámbito de la educación digital basada en datos. En la educación superior, Pearson ha invertido cantidades considerables en tecnologías educativas basadas en datos. Incluso se ha asociado con IBM Watson para crear «tutores IA» (tutores virtuales basados en la inteligencia artificial) que le permitan realizar un seguimiento de las acciones y los progresos de los estudiantes, y después «interactuar» para «mejorar el rendimiento de los estudiantes». Este tipo de análisis de datos y tecnologías basados en la inteligencia artificial requieren el acceso a enormes bases de datos de información sobre los estudiantes.

En el Reino Unido, cuando el gobierno concedió a Pearson acceso legal al conjunto de datos nacional de la educación superior, se expresaron serias preocupaciones sobre el hecho de que los datos de los estudiantes se compartan con empresas privadas. Entre estas preocupaciones se destacó el riesgo de la explotación de los datos de los estudiantes con fines de lucro, las posibles violaciones a su vida privada, la potencial reutilización o venta de los datos para fines no declarados y el papel de Pearson en la promoción de sus intereses comerciales en la educación superior.

A raíz de sus esfuerzos por recopilar enormes cantidades de datos sobre los estudiantes, se están generando nuevas formas de intercambios comerciales entre los estudiantes y Pearson. Por ejemplo, los estudiantes facilitan sus datos a cambio de un apoyo de aprendizaje personalizado.

Privatización de la infraestructura de educación superior 

Proporcionar una infraestructura para los servicios de aprendizaje en línea es una de las actividades con mayor crecimiento de Pearson. Gracias a sus asociaciones con diversas universidades, la sociedad se está estableciendo como un proveedor que ofrece una buena relación calidad-precio en un mercado competitivo para los programas de «educación internacional». Muchas universidades del Reino Unido han firmado un contrato de 10 años con Pearson por su «enfoque de servicio integral para crear programas de estudios en línea o soluciones de aprendizaje individuales».

De esta manera, Pearson ayuda a las universidades a centrarse más en el mercado. Además, utilizan los mismos términos al referirse al «estudio en línea flexible» y a la satisfacción «de la demanda de los mercados laborales en evolución». Su infraestructura de aprendizaje en línea está diseñada para ayudar a los establecimientos a ser más innovadores, a enfocarse en el mundo digital y a ser más accesibles a un grupo internacional más amplio de estudiantes dispuestos a pagar cuotas de inscripción.

Al mismo tiempo, Pearson está redefiniendo los proveedores de servicios de educación superior para que actúen más como empresas competitivas con clientes que atraer. Pearson proporciona las soluciones de infraestructura privatizadas para permitir estas nuevas formas de intercambio en el mercado entre los estudiantes consumidores y los proveedores de servicios de educación superior.

Oferta y demanda del sector 

Pearson interviene activamente en la creación de un mercado para la prestación «alternativa» de servicios de educación superior. La empresa creó el Pearson College London en 2012, la única empresa británica FTSE 100 que otorga títulos. El establecimiento se anuncia a sí mismo como «impulsado por la experiencia del sector» y como un proveedor de mercado distinto que está «transformando la educación superior».

Asimismo, Pearson ha pronosticado un cambio hacia una «educación basada en la demanda» que «se centraría más que nunca en garantizar que los graduados universitarios estén preparados para el empleo y tengan acceso a carreras enriquecedoras». Incluso destaca la inteligencia artificial y el «análisis predictivo de talentos» para orientar a los estudiantes hacia distintas trayectorias profesionales. Como consecuencia, Pearson hace hincapié en las «competencias futuras» comercializables, al tiempo que redefine a las universidades como proveedores de servicios educativos «valiosos» basados en la demanda y que ayudan a los socios de la industria a convertirse en proveedores de servicios de educación superior.

Educación a la carta 

Por último, Pearson está construyendo un mercado de plataformas de aprendizaje digital orientadas «directamente al consumidor». Su director general ha descrito a los estudiantes como «la generación Spotify», que puede «pagar por el uso» de servicios «que son directamente relevantes para sus cursos y sus resultados».

La empresa ya está creando plataformas educativas «a la carta». Según el director de sistemas de información de Pearson, «por su naturaleza como negocios en plataformas, las empresas de Silicon Valley son el punto de referencia en lo que respecta a la experiencia digital». «Si pudiéramos crear esa plataforma única, similar a Netflix, Spotify y Amazon, las reglas del juego cambiarían no solo para Pearson, sino para todo el sector».

Por tanto, Pearson está construyendo una plataforma de aprendizaje digital mundial basada en el modelo comercial de los servicios de difusión en continuo de las redes sociales con acceso pagado. Al crear un mercado de estudiantes consumidores dispuestos a pagar por un contenido educativo a la carta, la empresa también intenta conseguir una ventaja competitiva en el mercado del sector comercial de la educación superior.

Mercados en mutación 

Estudios anteriores han demostrado que Pearson mutaba constantemente en busca de nuevos mercados para sus productos. La educación superior es uno de sus principales intereses actualmente y está tratando de moldear el sector para que se adapte a su propio modelo comercial, a su propia infraestructura y a su visión sobre el futuro de la educación. De esta manera, está moldeando activamente una serie de mercados en mutación en el ámbito de la educación superior.

Pearson está creando mercados a partir de los datos de los estudiantes mediante el establecimiento de intercambios «valiosos» de contenido personalizado a cambio de un acceso a la información. Está vendiendo servicios de infraestructura a las universidades, haciendo que estas sean más «comercializables» como instituciones innovadoras e internacionalizadas y, además, afirma que Pearson se ha convertido en líder del mercado del sector mundial de la educación superior.

Al mismo tiempo, está dando prioridad a la preparación para el mercado laboral como un objetivo clave de la educación superior y a la comercialización de sus propios productos entre los estudiantes como servicios de difusión en continuo a la carta basados en el modelo comercial de plataforma de Silicon Valley.

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.