Ei-iE

Argelia: Los docentes se ven forzados a prolongar la huelga después de la negación del gobierno a negociar

publicado 24 noviembre 2009 actualizado 24 noviembre 2009

Los docentes argelinos se han visto obligados a prolongar una semana más la huelga iniciada el 8 de noviembre después de que el gobierno los haya amenazado con bloquear su acción sindical.

Los miembros del Syndicat Autonome des Travailleurs de l'Education et de la Formation (SATEF) y la Union Nationale des Travailleurs de l'Education et de la Formation (UNPEF), afiliadas a la IE, han iniciado una huelga junto con otros cuatro sindicatos de docentes con vistas a exigir una revisión salarial y una aplicación retroactiva de los subsidios profesionales.

En Argelia, las condiciones laborales del sector de la educación llevan un tiempo deteriorándose y los sindicatos de docentes desean invertir esta situación. El problema no es únicamente que los docentes tengan que trabajar más horas y sufrir una falta general de material didáctico en las aulas, también se ven obligados a impartir materias que no están relacionadas con su ámbito de especialización.

Al contrario que otros funcionarios, los docentes no cuentan con derecho de alojamiento y su seguro médico no cubre las enfermedades crónicas.

Además, el gobierno promueve contratos a corto plazo injustos, algunos de incluso tres meses, y los docentes interinos sufren medidas administrativas abusivas, incertidumbre y, en ocasiones, impago de salarios. En algunos casos, el fondo de la seguridad social de algunos docentes simplemente desaparece y las autoridades se niegan a tomar cualquier medida.

Con tales términos y condiciones laborales, los sindicatos de docentes se vieron obligados a formar un comité de huelga e iniciar una acción sindical a principios de noviembre. Más de 500.000 docentes han apoyado esta acción. El Ministerio de Educación ha intentado bloquear la huelga declarándola ilegal. Los sindicatos de docentes le han recordado al gobierno que cualquier intento de bloquear la huelga o negarle a los docentes el derecho de negociación constituye una violación de la ley.

Las reivindicaciones de los sindicatos al Ministerio incluyen:

  • El inicio de las negociaciones con los sindicatos en torno a un incremento salarial y el plan relativo a las prestaciones por jubilación, que deberían aplicarse antes de finales de 2009 y con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2008.
  • Organizar un seminario nacional sobre el papel de la escuela pública y los docentes.
  • Todos los docentes interinos deben formar parte del personal educativo y la opción de contratar docentes interinos debería limitarse a las vacantes temporales.
  • Adoptar soluciones apropiadas para los préstamos de alquiler y aprobar un incremento en las indemnizaciones de alojamiento.
  • Anular el decreto 158-94 y transmitir la gestión de los servicios sociales a un comité independiente elegido por los sindicatos.

Asimismo, los sindicatos han condenado la detención de 60 docentes durante una manifestación ante el palacio presidencial y han denunciado el recurso a la fuerza física contra los docentes por parte de la policía.

"Para que los docentes puedan ejercer su profesión, es necesario disponer de condiciones laborales y un salario decentes, así como de términos contractuales razonables", ha declarado Fred van Leeuwen, Secretario General de la IE. "Suponer que los docentes pueden trabajar en otras condiciones es un insulto a la profesión docente. Esta cuestión únicamente se podrá resolver mediante un diálogo abierto en la mesa de negociaciones".