Ei-iE

Antes de la Conferencia Ministerial, las conversaciones en la OMC siguen estancadas

publicado 16 septiembre 2011 actualizado 22 septiembre 2011

Con la reunión semestral de Ministros de Comercio del mundo entero prevista para diciembre, en Ginebra, las negociaciones para liberalizar el comercio mundial muestran pocos indicios de progreso.

El continuo estancamiento de las negociaciones de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio ha hecho que algunos responsables concedan que las negociaciones están irremediablemente estancadas.

A principios de septiembre, un alto responsable de comercio de EE.UU. instó a los países miembros a admitir que Doha ha fracasado y a definir un nuevo enfoque.

"Para nosotros, está claro qué lo que están haciendo actualmente los miembros de la OMC en las negociaciones de Doha, de hecho, lo mismo que hemos estado haciendo desde hace por lo menos los últimos tres años, es no trabajar", señaló el subrepresentante de Comercio de Estados Unidos Michael Punke en una reunión del grupo de Cairns de los países exportadores agrícolas.

"En las semanas que transcurran entre esta fecha y el mes de diciembre, Estados Unidos se mostrará sumamente escéptico ante cualquier propuesta que suponga que podamos solucionar nuestros problemas replanteando nimiedades”, agregó.

La Ronda de Doha, iniciada en la capital de Qatar en 2001, tiene como objetivo la liberalización del comercio de bienes agrícolas y servicios, incluyendo los servicios educativos. No obstante, las profundas divisiones entre los países desarrollados y los países en desarrollo sobre los subsidios agrícolas y aranceles industriales han llevado al estancamiento de las negociaciones.

El Director General de la OMC, Pascal Lamy, anunció a principios de este año que la 8ª Conferencia Ministerial de la organización se llevará a cabo en Ginebra, del 15 al 17 diciembre de 2011. (Enlace: http://www.wto.org/spanish/thewto_s/minist_s/min11_s/min11_s.htm)

En un discurso pronunciado en India el mes pasado, Lamy dijo que los ministros "tendrán que hablar franca y seriamente" en la conferencia de diciembre.

"El debate no consiste en saber si enterramos la Ronda o si fijamos otra fecha límite artificial para concluirla", aseveró. "Si tenemos claro que es preciso resolver las cuestiones planteadas en el Programa de Doha, el reto que se nos presenta ahora es encontrar el valor político y las medidas pragmáticas que llevarán a nuestros miembros a entablar una negociación honesta".

Como en anteriores conferencias ministeriales, asistirá al evento una delegación de la Internacional de la Educación con el fin de ejercer presión para que se excluyan de los acuerdos comerciales a la educación y otros servicios públicos.

"Aunque las conversaciones están claramente estancadas en este punto, siempre existe el peligro de un avance de última hora en el que se tomen a toda prisa decisiones sobre sectores clave como la educación pública", afirmó el Asesor principal de la IE David Robinson. "La IE y sus sindicatos afiliados tienen que mantenerse vigilantes si queremos velar por que la educación pública no sea sacrificada a los imperativos comerciales de los acuerdos sobre el comercio.”