Ei-iE

Irán debe detener la ejecución de Amir Hekmati

publicado 11 enero 2012 actualizado 4 marzo 2022

Amir viajó a Irán en agosto de 2011 para ver a su abuela enferma. El joven había trabajado anteriormente como traductor de árabe en el Cuerpo de Marines de los EE.UU. y fue llamado a participar en una "confesión" televisada justo antes de su juicio en diciembre.

En un comunicado publicado el 8 de enero, Amnistía Internacional ha expresado su temor de que Amir pueda ser ejecutado en unas semanas. Su recurso contra la condena debe presentarse en 20 días.

Tras la condena a Hekmati, sus padres, que son profesores en Michigan y miembros de la National Education Association, afiliado estadounidense de la IE, emitieron un comunicado en el que decían estar "conmocionados y aterrorizados" por la noticia. La madre de Amir, Behnaz Hekmati, declaró en el comunicado: "Creemos que este veredicto es el resultado de un proceso que no ha sido ni transparente ni justo. Amir no ha estado involucrado en ningún acto de espionaje o de 'lucha contra Dios', como ha asegurado el juez en su sentencia. Amir no es un criminal. Están jugando con su vida por intereses políticos".

La familia de Hekmati declaró que está siendo representado por un abogado asignado por el gobierno a pesar de que intentaron contratar a uno privado, informó la CNN. Es el primer estadounidense condenado a muerte en Irán desde la revolución iraní hace más de 30 años.

Hay otros detenidos iraníes en peligro de ejecución, incluido el blogger Vahid Asghari, preso desde mayo de 2008, y Saeed Malekpour, un diseñador web y residente permanente en Canadá, que fue detenido en 2008 durante una visita a su familia. El gobierno ha reconocido oficialmente la ejecución de 17 personas este año, pero Amnistía Internacional ha recibido información que sugiere que al menos 39 personas podrían haber sido ejecutadas en la primera semana de 2012.

En una carta enviada hoy al Dr. Mahmoud Ahmadinejad, Presidente de Irán, el Secretario General de la Internacional de la Educación, Fred van Leeuwen, ha instado a las autoridades iraníes a detener la ejecución de Amir Hekmati. Aparte del hecho de que un juicio injusto haya llevado a condenar con la pena de muerte a Amir Hekmati, la Internacional de la Educación se opone a la pena de muerte en todos los casos por ser un castigo cruel, inhumano y degradante y la violación última del derecho a la vida. Esto se decidió en el Cuarto Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, celebrado en Porto Alegre (Brasil) en 2004, en la Resolución contra la pena de muerte.

Las cartas y correos electrónicos para detener la ejecución de Amir Hekmati deberán dirigirse a [email protected]