Ei-iE

Creciente oposición a ACTA en Europa

publicado 8 junio 2012 actualizado 8 junio 2012

El Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA) experimenta crecientes reveses en Europa. El 31 de mayo, las tres comisiones del Parlamento Europeo que asesoran a la Comisión de Comercio Internacional recomendaron rechazar el acuerdo.

Aun cuando las recomendaciones de las comisiones no son vinculantes, no obstante, ejercen una mayor presión sobre la Unión Europea y sus Estados miembros para que reconsideren la ratificación del ACTA. Los eurodiputados de la Comisión de Libertades Civiles llegaron a la conclusión de que el ACTA no respeta los derechos de privacidad y la plena protección de información personal sensible. La Comisión de Industria argumentó que el acuerdo no guarda un equilibrio adecuado entre los derechos y libertades de los diferentes interesados que se ven afectados por el ACTA. La Comisión de Asuntos Jurídicos también votó en contra de la aprobación del controvertido Acuerdo. La oposición de un número cada vez mayor de miembros del Parlamento Europeo contra el ACTA forma parte de una reacción más extendida contra el secretismo de los acuerdos sobre propiedad intelectual que se incorporan en acuerdos comerciales más amplios y conceden prioridad a la observancia de la propiedad intelectual sobre los derechos fundamentales. El Parlamento de los Países Bajos votó recientemente en contra de la ratificación del ACTA, lo cual podría, a juicio de algunos expertos, significar efectivamente el fin del acuerdo en Europa. El ACTA ha sido muy criticado por conceder a las autoridades amplios poderes para supervisar y hacer cumplir una mayor protección de los derechos de autor y de las patentes, lo que podría restringir el acceso a la información. Docentes y alumnos se muestran preocupados por los posibles efectos del acuerdo sobre su capacidad para acceder a la información con fines educativos y de investigación. La votación final del acuerdo en el Parlamento Europeo se espera para el mes de julio.