Ei-iE

CSFEF: Combatir las amenazas contra la educación de calidad

publicado 17 abril 2013 actualizado 22 abril 2013

El Buró del Comité Sindical Francófono de la Educación y la Formación, CSFEF, se reunió en Chisinau, Moldavia, del 11 al 13 de abril. La reunión estuvo precedida por un simposio en el que se debatió el impacto de la situación económica actual en la educación pública en cada uno de los países representados.

El simposio permitió que las organizaciones miembro del Buró (CSQ/Canadá, AEFO/Canadá, SNES-FSU/Francia, SNUIPP-FSU/Francia, UNSA-Education/Francia, SNE-FDT/Marruecos, SNEN/Níger, FENECO/República Democrática del Congo), SPIRU HARET/Rumanía y SER/Suiza), pudieran celebrar debates con compañeros sindicalistas de los países de Europa Central y Oriental (ECO) que pertenecen al grupo francófono - El Syndicat de l’Education et de la Science de Moldavie y los otros tres sindicatos rumanos (FEN, FSLE y ALMA MATER), todos afiliados a la IE. Los representantes de SEB/Bulgaria no asistieron al simposio.

Antes de su celebración, se llevó a cabo una encuesta sobre infraestructura escolar, recursos humanos, condiciones laborales del personal docente, y las posibles respuestas positivas de los sindicatos a estos problemas.

Políticas educativas neoliberales

Los participantes del simposio concluyeron que la situación de la educación pública en estos tiempos de crisis varía enormemente según el país. Los efectos de la crisis eran más severos en los países donde la economía ya se encontraba débil antes de la crisis financiera de 2008.

En respuesta a la crisis actual, los gobiernos han optado por aplicar a la educación políticas procedentes de las ideologías neoliberales dictadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Los sindicatos de docentes han observado un proceso de descentralización que se ha extendido rápidamente por todos los países, pero particularmente en la región ECO.

En Moldavia, el Ministro de Educación, un antiguo tecnócrata del Banco Mundial, está totalmente comprometido con un proceso de descentralización. La independencia de las escuelas de primaria es prácticamente total, hasta el punto en que el director contrata a los docentes, paga sus salarios y decide por él mismo si mantenerlos en plantilla o despedirlos. Los participantes del simposio explicaron que el director de la escuela tiene que actuar como el director de una empresa. Los directores de los institutos de secundaria están exactamente en la misma situación.

Según los sindicatos de la educación de Rumanía, la educación pública está siguiendo el mismo camino en su país.

Una privatización cada vez más evidente

El simposio también señaló que la privatización de la educación pública está progresando poco a poco.

El vocabulario asociado a la ley del "mercado" se utiliza cada vez más en la educación (competencia, competitividad, rendimiento, y evaluaciones basadas en exámenes tanto para los alumnos como para los docentes), particularmente en Canadá, Suiza, Francia, Rumanía y Moldavia.

En África, la cada vez mayor apertura de escuelas religiosas es uno de los principales motivos de preocupación. Según los participantes, en los países musulmanes de África Occidental (Níger, Mali, Mauritania y Senegal, por nombrar algunos), ha habido una gran proliferación de escuelas del Corán. El incremento en el número de escuelas del Corán como sustitutas, más que como  añadidura, a las escuelas públicas, es muy preocupante, especialmente porque hacen desaparecer los ya escasos recursos y por sus efectos en la calidad de la educación.

Deterioro de las condiciones de trabajo y la desprofesionalización

Los participantes también hablaron sobre los salarios y las condiciones de los docentes. Había una sensación general de que los salarios bajos unidos a contratos precarios, la falta de formación, el mal uso de los establecimientos escolares, y el alto número de alumnos por aula están minando la profesionalidad del trabajo de los docentes.

En este contexto tan complicado, los sindicatos de docentes lo tienen muy difícil para hacer escuchar sus voces. Los participantes destacaron que sólo el activismo arraigado en la realidad, satisfacer las necesidades y las expectativas de los docentes, puede salvar la educación pública y garantizar un trabajo decente para la profesión.

"La privatización directa y constante de la educación, motivada por fuertes intereses comerciales, está ganando terreno", decía Agnès Bréda, representante de la IE en el simposio.

"La idea predominante que esconde esta política es que la competencia elevará los estándares, pero en realidad es una elección ideológica". En cualquier caso, el deterioro de la educación pública, que es la garantía de igualdad en la educación para todos los niños, es un hecho devastador. En su lucha para salvar la educación pública, la IE necesita sindicatos fuertes que consigan alcanzar una posición sólida a través de la unidad sindical", añadió Bréda.

También recordó que la IE participa en una campaña mundial a través de la cual moviliza a sus afiliadas y organiza actividades de presión para lograr una educación de calidad a través de acciones contundentes a nivel mundial.

CSFEF: no al sacrificio de futuras generaciones

Durante la reunión de su Buró, el CSFEF se comprometió a iniciar una lucha para defender la educación pública de calidad por el interés de las generaciones más jóvenes.

También ha lanzado un llamamiento « For teachers capable of upholding to the standards of school as an institution »(Para docentes capaces de mantener los estándares de la escuela como institución). Este llamamiento podría enviarse a los Ministros de Educación de los países francófonos durante la Semana de Acción por la Educación para Todos, del 21 al 27 de abril.