Ei-iE

Los/Las docentes sustentan el papel central en el debate de educación post-2015

publicado 20 junio 2014 actualizado 7 julio 2014

La educación y la agenda de desarrollo post-2015 fueron los temas que se llevaron a debate en la sesión paralela de las Naciones Unidas en Nueva York, en la que la Internacional de la Educación participó pudiendo colocar la cuestión de los/as docentes en el centro de atención.

La Internacional de la Educación estuvo presente, junto con unos 60 – 80 representantes gubernamentales, como una de las principales partes interesadas en el debate de la agenda de desarrollo post-2015, concretamente en la 12ª sesión del Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible del pasado 16 de junio, con el objetivo de influir en cuáles deberían ser las prioridades para el futuro y qué papel deberían desempeñar los/as docentes como parte del objetivo en educación.

Antonia Wulff, de la IE, presentó los comentarios de los/as docentes y sindicatos en el Grupo de Trabajo de propuestas para el “Borrador Cero”, una lista prácticamente completa de los posibles objetivos post-2015 que finalmente se enviarán a la ONU en 2015. Las sugerencias piden mejoras para los/as docentes dentro del objetivo de educación, incluyendo de qué manera podrían ser financiadas y ejecutadas.

La propuesta de la IE de que el objetivo de “una educación de calidad equitativa e inclusiva y un aprendizaje para toda la vida para todos/as” se garantice en el año 2030, cuenta con una atención especial en la Meta 6 del nuevo objetivo, los gobiernos deben asegurar a todos/as los/as estudiantes que son educados/as por docentes cualificados, con formación profesional, motivados y respaldados. El objetivo fue bien recibido por el Representante Permanente Adjunto de Brasil ante las Naciones Unidas, Guilherme de Aguiar Patriota, quien señaló el “papel clave de la educación en el desarrollo sostenible y en el desarrollo humano”.

Dankert Vedeler, presidente del comité directivo de Educación Para Todos (EFA, en sus siglas en inglés) fue todavía más lejos en su apoyo a los/as docentes como la “vanguardia de la educación y la formación”. Vedeler señaló que “la futura agenda debe garantizar que los países y socios inviertan en acabar con el déficit de docentes” y que “un objetivo en docentes es fundamental para alcanzar con éxito la totalidad de la agenda de educación”.

Wulff presentó pruebas suficientes de que la educación tiene un poder transformador, que ilumina cada etapa del camino hacia una vida mejor. Desde un impacto directo en la salud infantil, vidas de las madres, empleo, tolerancia, nutrición, crecimiento económico y empoderamiento de la mujer.

Wulff aprovechó la oportunidad para dejar claro que los/as docentes son uno de los pilares fundamentales de una educación de calidad aunque, sin embargo, sus derechos y su posición hayan sido desatendidas en la anterior agenda de desarrollo. Algo que debe cambiar con el fin de apoyar la expansión de la educación primaria que se está produciendo en numerosos países en desarrollo. Wulff destacó que sin docentes cualificados y sin infraestructuras suficientes no se puede proporcionar una educación de calidad. En muchos países, menos del 50% de los/as docentes está capacitado, y aquellos/as que lo están suelen haber recibido tan sólo una formación muy básica de dos o tres semanas.

El Grupo de Trabajo Abierto ha entrado ahora en la siguiente etapa de negociaciones informales que excluyen en su participación a las organizaciones civiles. Sin embargo, la IE continúa organizando sesiones en paralelo al grupo oficial.