Ei-iE

¿Quién dijo que no hay creatividad en la escuela? Los/las estudiantes de Mauricio aprenden a través del arte

publicado 4 julio 2014 actualizado 7 julio 2014

Educadores/as de este estado insular del Océano Índico están empleando la creatividad y el arte como una manera más eficaz de involucrar y ofrecer mayores oportunidades a los/las estudiantes con dificultades de aprendizaje.

La escuela primaria pública Riche Lieu, en la parte occidental de Mauricio, está dando un toque creativo al aprendizaje convencional: un enfoque interdisciplinar a través de ejercicios artísticos creativos ayuda a los/las estudiantes a ver las cosas desde una perspectiva diferente.

Mediante el uso de la creatividad, la escuela espera ayudar a los/las estudiantes que tienen dificultades de aprendizaje a comprender conceptos en las asignaturas de matemáticas, ciencias y lengua por medio de ejercicios, incluido el juego, para aumentar su potencial académico y su autoestima a lo largo del camino. Algunos proyectos artísticos están ayudando a los/las niños/as a comprender el concepto de los ángulos, en algunos casos relacionados con diferentes partes del volcán inactivo Trou aux Cerfs de la isla.

La escuela también ha descubierto que algunos métodos de enseñanza creativos nunca pasan de moda. La tradición de contar historias está ayudando a crear una cultura de lectura entre los/las niños/as, así como a que se familiaricen con los idiomas.

Una actividad implica incluso que los/las niños/as se ensucien las manos, todo en nombre del aprendizaje, por supuesto.

Los/las docentes llevan a los/las estudiantes al jardín, donde un enfoque práctico hace que muchos/as de ellos/as entiendan la ciencia más fácilmente, como el crecimiento de las plantas. Los/las niños/as se convierten en investigadores/as de campo principiantes utilizando competencias como la observación, el registro y el análisis para descubrir cómo se desarrolla la vida en el jardín, incluidos el crecimiento y la germinación de las plantas.

El enfoque de la escuela demuestra que aprender de una manera un poco menos convencional puede ayudar a ofrecer a muchos/as estudiantes la educación de calidad que nunca pensaron que fuera posible.