Ei-iE

Los/as sindicalistas árabes de la educación frente a los desafíos de una educación de calidad

publicado 9 diciembre 2014 actualizado 16 diciembre 2014

Los/as líderes educativos de la región árabe se han desplazado a Amman, Jordania, con el fin de debatir los problemas que deben afrontar los/as docentes y estudiantes y desarrollar de manera conjunta soluciones para superarlos.

“Creo que hoy deberían estar orgullosos/as”, con estas palabras comenzó su discurso de bienvenida Haldis Holst, secretario general adjunto de la Internacional de la Educación, en la Segunda Conferencia de la Arab Countries Cross-Regional Structure, en la que se discutieron y debatieron diferentes cuestiones que influyen en la educación de la región.

Holst agradeció a los/as 90 delegados/as y observadores/as que asistieron en representación de los/as afiliados/as de la IE en los países árabes por sus “valiosas perspectivas, conocimiento y experiencia” que han aportado a la IE. Además, alentó a los/as asistentes a estar “orgullosos/as de sus propios esfuerzos al representar a docentes y sindicatos, defendiendo y promoviendo una educación de calidad para todos/as los/as niños/as y jóvenes de sus países”, y especialmente a estar “orgullosos tanto de su identidad árabe como de su identidad nacional”.

El ministro jordano de Educación, Dr. Mohamed Dhunaibat, destacó que su gobierno considera la educación como un factor crucial para el desarrollo del país, especialmente para el fortalecimiento de su proceso democrático.

“Jordania cree en la necesidad de desarrollar el sector de la educación así como los valores de ciudadanía, tolerancia y aceptación del/a otro/a”, afirmó. “Consideramos que los/as docentes deben ser la principal piedra angular sobre la que construir nuestra sociedad, por esta razón trabajamos con sus sindicatos y queremos mejorar su condición”.

También se refirió al hecho de que su país ha venido recibiendo refugiados/as palestinos/as e iraquíes y ahora recibe refugiados/as sirios/as. Aunque esto haya tenido un impacto en las escuelas nacionales, en nombre de la comunidad internacional, Jordania está absorbiendo los costes asegurándose que estos 130.000 niños/as refugiados/as, que ascienden a un 12% del total de todos/as los/as niños/as matriculados/as en las escuelas, reciban la mejor educación posible y puedan seguir asistiendo a la escuela. Sin embargo, el país necesita ayuda de la comunidad internacional.

Egipto tras la "primavera"

Al abordar la inestabilidad política en Egipto, Kamal Mougheeth, investigador del Centro Nacional de Investigación en Educación del país, se preguntó si "la educación podría haber desarrollado un papel más importante en la detención del reciente deterioro de la situación”.

En su referencia a un "invierno" árabe después de una "primavera" árabe para la clase media y las capas más pobres de la población, identificó cuatro retos principales que debían ser afrontados por el sector de la educación, los/as docentes y los sindicatos en los países árabes: las instituciones educativas deberían formar para la ciudadanía; deberían preparar para una verdadera cultura e intelectualismo, a través del pensamiento crítico; creer en la ciencia y la tecnología; y profesionalizarse.

Durante los tres días de conferencias – que se extienden hasta el miércoles, se abordarán los principales problemas y cuestiones que afectan a la región.