Ei-iE

Jordania: los jóvenes docentes, una posible solución para lograr la sostenibilidad de los sindicatos árabes

publicado 10 diciembre 2014 actualizado 5 marzo 2015

Aprovechar la fuente de la juventud, ayudando a los jóvenes docentes a crecer profesionalmente, podría ser una forma de garantizar el futuro de los sindicatos árabes y el respeto por los derechos sindicales.

El segundo día de la conferencia de la Estructura Interregional de los Países Árabes (ACCRS) de la Internacional de la Educación celebrada en Amán (Jordania), los participantes, procedentes de 13 países de la región, abordaron el desafío de mantener la sostenibilidad de los sindicatos.

Al tratar la cuestión de cómo retener y captar a jóvenes docentes, Sadek Dziri, miembro del Comité de la ACCRS y representante del Union Nationale des Travailleurs de l’Education et de la Formation (UNPEF) de Argelia, aseguró que «todos deberíamos poder recibir e incorporar a miembros jóvenes. Necesitamos cambiar y renovar los puestos directivos».

Henrik Herber, de Lärarförbundet, sindicato de educación sueco afiliado a la Internacional de la Educación (IE), puso el ejemplo de su sindicato, que recientemente ha elegido a cargos jóvenes. Añadió que su sindicato procura que haya miembros jóvenes en el consejo ejecutivo de la organización y que tengan su propio comité dentro de la estructura sindical.

Los participantes, buena representación de la región, procedían de Argelia, Yibuti, Egipto, Irak, Jordania, Kuwait, El Líbano, Mauritania, Marruecos, Palestina, Somalia, Túnez y Yemen. Todos estuvieron de acuerdo en la importancia de contratar a jóvenes que tengan mucha energía, entusiasmo y nuevas formas de pensar y comunicar, como las redes sociales, para ayudar a los consejos ejecutivos de los sindicatos de educación.

Educación superior

La primera reunión de los sindicatos árabes de educación superior destacó los numerosos desafíos a los que se enfrentan las universidades y el personal académico, entre ellos, los contratos de corta duración, la mermada libertad académica, la poca independencia respecto a los consejos universitarios y la privatización.

Se propusieron tres soluciones para hacer frente a estos desafíos: la creación de una red de sindicatos de educación superior; la organización de seminarios sobre libertad académica y temas de relevancia para el personal universitario; y la condena por parte de la IE y sus afiliados de cualquier violación de la libertad académica o de los derechos humanos de otros estudiantes y profesores cometida en un campus.

Crear unidad regional

El presidente de la ACCRS Taher Dhaker, del Syndicat général de l'enseignement de base (SGEB) de Túnez, apuntó que se ha instado a que la defensa y mejora de los derechos sindicales sean en adelante una prioridad fundamental para la IE. Señaló a su propio país como ejemplo de progreso, recordando a los asistentes que los sindicatos de educación lograron la libertad de asociación y el derecho a la huelga consagrados en la Constitución de Túnez tras la Primavera Árabe.