Ei-iE

Nueva York: la delegación sindical exige más a sus gobiernos

publicado 10 marzo 2015 actualizado 1 abril 2015

Las delegaciones del Sindicato Mundial que están en la ONU han instado a los estados miembros a comprometerse más firmemente con los derechos económicos de la mujer para la implantación de la Plataforma de Acción de Beijing y los nuevos objetivos de desarrollo sostenible.

Los sindicatos presentes en la 59.ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas (CSW59) celebrada en Nueva York consideran indispensable que haya un mayor compromiso del gobierno con la capacitación económica de la mujer, el derecho de las mujeres y las niñas a una educación y unos servicios públicos de calidad y que su trabajo sea más transparente e inclusivo.

La delegación de la Internacional de la Educación (IE) presente en la CSW59, junto con las demás delegaciones de los sindicatos mundiales —la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Internacional de Servicios Públicos (ISP)— han reunido a cerca de 1.000 organizaciones y redes de derechos de mujeres para protestar por su exclusión del proceso de negociación en la CSW.

El primer día de la sesión, el 9 de marzo de 2015, los estados miembros de la ONU aprobaron una Declaración política para conmemorar el 20. º aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. En esta declaración los gobiernos se comprometen a «llevar a cabo acciones concretas para garantizar una implantación plena, efectiva y acelerada de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing(BPfA)».

Sorprendentemente, no se siguió el método habitual de trabajo de la CSW y los cientos de organizaciones de mujeres y de la sociedad civil que participaban en la misma para presionar a los gobiernos han podido aportar poco o nada al contenido de la declaración.

Dada la importancia del 20. º aniversario del BPfA, que es el acuerdo de mayor alcance relativo a los derechos y la capacitación de la mujer, hay un gran descontento ante este desarrollo de los acontecimientos.

Aproximadamente 1.000 organizaciones de derechos de mujeres, organizaciones locales y de la sociedad civil han reaccionado firmando una declaración de protesta para denunciar la falta de transparencia, declaración que también ha suscrito la Federación Sindical Mundial.

Las delegaciones de trabajo presentes en la CSW59 también han publicado una declaración haciendo un llamamiento a los estados miembros para que haya un compromiso firme y claro con la implantación de la BPfA, especialmente en lo que respecta a la capacitación económica de las mujeres y al derecho de las mujeres y las niñas a una educación y servicios públicos de calidad.

La declaración también insta a los estados miembros a que recuperen el habitual método de trabajo, más transparente e inclusivo, de la CSW. Esto es especialmente importante para las delegaciones de trabajo, ya que el tema prioritario de la CSW del año que viene será la capacitación económica de las mujeres.

El proceso de negociación para llegar a un acuerdo fue distinto al de años anteriores por dos razones: primero, los estados miembros aprobaron una Declaración política de tres páginas en lugar del documento Conclusiones acordadas que se suele aprobar en la CSW y que es más largo. En segundo lugar, las negociaciones se celebraron antes de la apertura de la sesión de la CSW, lo que hizo posible que se aprobara la declaración el primer día.

La CSW59 continúa en Nueva York (EE. UU.) hasta el 20 de marzo. La declaración completa de los sindicatos está disponible en el blog de la CSW59 de los sindicatos mundiales.